El pico de la crecida del Ebro llegará a Zaragoza este miércoles lejos de la avenida de diciembre

Según las previsiones de la CHE, el caudal del río podría alcanzar entre los 1.350 y los 1.600 metros cúbicos por segundo

La capital aragonesa se prepara estos días para una nueva crecida ordinaria del río Ebro. Por este motivo, el Ayuntamiento de Zaragoza activó ya este lunes el Plan Municipal de Emergencias en fase de alerta 1 con la idea de tener a todos sus equipos preparados ante lo que pueda ocurrir en los próximos días. Según las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el caudal del río podría alcanzar entre los 1.350 y los 1.600 metros cúbicos por segundo y cuyo pico llegaría en la tarde noche de este miércoles.

Esto podría afectar sobre todo a algunas zonas de barrios rurales como Torre Urzáiz en Movera y Doña Sancha en Juslibol, sobre todo teniendo en cuenta que tan sólo ha pasado un mes de la anterior avenida extraordinaria, que pasó por la ciudad con 2.200 metros cúbicos por segundo. Como consecuencia, el terreno inundado está todavía húmedo, lo que ha impedido que en este tiempo se hayan podido reparar completamente todas las protecciones dañadas.

«Las motas que son las que defienden a la población de las acometidas del río no están reparadas en su totalidad y es lo que nos ha hecho tomar previsiones ante lo que pueda ocurrir», ha explicado el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza. En esta línea, ya se ha alertado a los ganaderos, vecinos y personas con otro tipo de servicios en la zona ya que, aunque por ahora «no se prevé tener que desalojar a los vecinos», sí estén ya avisados de lo que ocurrirá en las próximas horas.

En la reunión mantenida este martes, la CHE también ha informado al Ayuntamiento que en el término municipal están trabajando en cuatro puntos: la mota de La Almozara, en el puente de la autopista A2, en Galandiez y en Monzalbarba a la altura de Pontoneros. A lo largo del día de hoy revisarán también la mota de Utebo que protege la urbanización de Torre Mejana y la residencia de Monzalbarba.

Por parte del Ayuntamiento, el operativo municipal trabaja desde este lunes en la reparación de la mota de Torre Urzáiz en Movera. Asimismo, se van a señalizar las zonas más cercanas al cauce en el Parque del Agua y en la ribera para evitar que los ciudadanos se acerquen a las áreas inundables.

En línea de seguir el desarrollo de la crecida ordinaria del Ebro, el operativo de emergencia volverá a reunirse con la CHE este miércoles a primera hora para valorar la situación con una previsión del caudal más ajustado.

Print Friendly, PDF & Email