Acusa a su cuñado de violarla cuando estaba dormida durante las Fiestas de Delicias en 2019

El juicio ha tenido lugar esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza // Foto: Laura Trives

Una joven denunció en septiembre de 2019 haber sido víctima de una violación de su cuñado durante una noche en las Fiestas de las Delicias. La chica, que ha asumido que bebió en exceso aquella noche, dijo que en estado de seminconsciencia fue llevada por el joven a un coche donde abusó sexualmente de ella. Ha afirmado ante el juez que recuerda flashes de lo ocurrido pero que sabía “que estaba siendo abusada y que no estaba bien”.

La presunta violación ocurrió el 8 de septiembre de 2019 durante las Fiestas del zaragozano barrio de las Delicias. La denunciante acudió a las fiestas con su novia, hermana del acusado, a las carpas que se colocan en el parque Delicias. La joven ha afirmado que allí conoció a su cuñado y que este no paraba de insistirle en que bebiera de su vaso. Después, según ha declarado en la Audiencia, solo recuerda flashes en los que pasaba de estar dormida a despierta continuamente.

En uno de esos flashes, la chica dice que estaba acostada en el sofá de la casa de su cuñado y que él le animó a “que se despertara e ir a buscar a su novia”. Tras esto, según ha explicado, la sacó de casa de la mano y la llevó a su coche, que estaba aparcado en la calle.

“Abrí los ojos y me iba quitando los pantalones y la camiseta. Yo intentaba subírmelos. Me iba como despertando y sentía perfectamente lo que me estaba haciendo”, ha recordado la presunta víctima del momento de la violación.

Tras lo ocurrido, la joven ha explicado que tardó varios días en salir de casa y que solo lo hizo para ir a la farmacia a por la pastilla del día de después. 23 días después de lo ocurrido la chica decidió contarle a su novia lo que supuestamente había hecho su hermano y esta la animó a denunciar. Preguntada por la Fiscalía sobre por qué tardó tanto a denunciar a la Policía Nacional lo que había ocurrido, ha explicado que temía por la salud de la familia de su novia.

El de las imágenes «no soy yo»

El acusado ha desmentido todo lo que se ha dicho de él y ha negado que en algún momento haya ocurrido un encuentro sexual entre ambos. Ha defendido que la joven fue quien se “le lanzó” en la barra durante la fiesta en las carpas de las Fiestas y que solo le ofreció el sofá para dormir. Sin embargo, la acusación particular de la presunta víctima ha señalado que hay vídeos del portal del acusado que mostrarían que un chico y una chica salían a la vez. Algo que él ha negado rotundamente. «Ese chico de las imágenes no soy yo”.

Cuatro forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), que estudiaron a la víctima tras su denuncia, han declarado que no pudieron determinar lesiones físicas o restos biológicos de la agresión debido a que pasaron más de dos semanas tras lo ocurrido. También han afirmado que la chica padecería estrés postraumático y que “podría haber pasado por esto”.

Print Friendly, PDF & Email