El PSOE acusa al Gobierno de Zaragoza de «ilegalidades» en contratos y Navarro responde que «dejen de criticar pequeñeces»

La portavoz del grupo, Lola Ranera, ha dado cuenta en sala de prensa de los datos citados en el informe

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto de manifiesto este lunes una serie de irregularidades que afectarían a una serie de contratos considerados de emergencia que se habrían realizado desde que se declaró la pandemia. Según ha explicado la portavoz del grupo, Lola Ranera, estos contratos debían dirigirse a paliar situaciones de necesidad relacionadas con la Covid-19. Sin embargo, un informe del Tribunal de Cuentas del 28 de octubre de 2020 habría concluido que algunos de esos contratos se sitúan fuera del marco de la legalidad permitido por su condición de emergencia, algo por lo que los socialistas han mostrado su preocupación.

«Según la ley que nos rige, que es la ley de contratos del año 2017, se habla de un contrato de emergencia ante posibles catástrofes. En 2020, se flexibilizó esta medida a causa de la pandemia. A partir de ahí se dice es que un contrato de emergencia tiene que ser un contrato y un procedimiento absolutamente excepcional ya que prescinde de elementos como publicidad, transparencia, concurrencia o la valoración de la oferta más barata», ha explicado Lola Ranera. En este sentido, «el Ayuntamiento de Zaragoza adjudicó, en el año 2020, 65 contratos, es decir, el doble que en 2019, por un importe de 3,6 millones de euros. El Tribunal de Cuentas lo que dice es que la Covid-19 ha sido una excusa para incluir estos contratos de emergencia», ha apuntado Ranera.

Así, el informe apunta que un 28% de los contratos presentados en el año 2020 no se habrían justificado adecuadamente. Además, tal y como ha insistido Ranera, también habría cuatro contratos que «se quedan fuera de la legalidad». En concreto, se hace referencia a tres contratos de obras en colegios públicos «cuya tramitación ya se había iniciado en 2019 con anterioridad a la pandemia del Covid-19 y que tenían por objeto la realización de obras de reparación y conservación, actuaciones que no guardan relación con la situación sanitaria ni con ninguna situación derivada de situaciones catastróficas».

«Esto nos parece muy grave, estamos hablando de contratos que se paralizan en 2019 y se retoman con contratos de emergencia», ha criticado Ranera. Además, habría un cuarto contrato de emergencia referido al diseño y creación de la ofrenda virtual de flores de las Fiestas del Pilar. «No entendemos cómo este Ayuntamiento amparándose en la excusa del Covid-19 haya ejecutado contratos de emergencia que, al final, son contrataciones a dedo que no tienen ninguna cobertura legal. Se han utilizado de una forma absolutamente fraudulenta estos contratos».

De igual forma, según el informe del Tribunal de Cuentas también se habría detectado que, junto a los realizados por el Ayuntamiento de Murcia, en ninguno de los contratos examinados celebrados se constata la acreditación ni de la capacidad ni de la solvencia de la empresa adjudicataria. Por todo ello, Ranera ha querido concluir «garantizando que se ha acabado el mito de que los gobiernos de derecha son mejores gestores, lo que son es incapaces de ponerse de acuerdo, pero además, tal y como dice el Tribunal de Cuentas, ponen en marcha contratos ilegales». Así, también ha alertado la portavoz del grupo, «valorarán el siguiente paso a seguir» tras las pertinentes explicaciones de los consejeros del consistorio zaragozano.

Navarro pide al PSOE que deje de poner “palos en la rueda” y de «criticar pequeñeces”

La portavoz del Gobierno de Zaragoza, María Navarro, ha respondido a las acusaciones socialistas y ha calificado al PSOE como un partido “irresponsable” y ha pedido que “dejen de poner palos en las ruedas”.

“Yo creo que está instalado en la demagogia continua”, ha señalado y ha añadido que este equipo de gobierno seguirá trabajando por la ciudad.

A juicio de Navarro, el PSOE no puede criticar contratos o pequeñeces en procedimientos del Ayuntamiento de Zaragoza. “Cuando todos los ayuntamientos de más de 300.000 habitantes nos enfrentamos a una situación muy compleja de pandemia y utilizamos un procedimiento que es el de emergencia, que precisamente fue habilitado por el Gobierno de España para poder dar los mejores servicios públicos en una época de confinamiento”, ha justificado.

Navarro ha criticado al PSOE por “meterse” con la contratación de emergencia de la conservación de los colegios públicos. “No me cabe en la cabeza porque este ayuntamiento lo que ha intentado hacer es mantener los colegios públicos en las mejores condiciones, ejecutar obras que quedaban pendientes de gobiernos anteriores”, ha explicado.

La edil del PP ha asegurado no entender que se le critique al Ayuntamiento de Zaragoza que solo ha utilizado tres millones de euros en contratos de emergencia. “Imagino que Ranera debería criticar a otros ayuntamientos como por ejemplo el de Sevilla, gobernado por el PSOE que gastó 16 millones de euros en contrataciones de emergencia”, ha explicado.

Navarro ha tendido la mano al PSOE para que construya, haga ciudad y deje de poner palos en la rueda en una situación tan compleja como la vivida por este Ayuntamiento y todas las instituciones gobernadas por todos los partidos políticos.

La edil del PP ha recordado que el el mismo Tribunal de Cuentas fiscalizó en 2011 las cuentas del PSOE en este Ayuntamiento y fue entonces cuando el PP, que estaba entonces en la oposición, pidió que el Tribunal de Cuentas “fiscalizase todos los años sucesivos”. “Ni el PSOE ni Izquierda Unida ni CHA lo apoyaron”, ha señalado.

Print Friendly, PDF & Email