Los trabajadores del tranvía suman un año de huelga y continúan con las negociaciones rotas

El comité insiste en la necesidad de mejorar temas de seguridad, tiempos de descanso y salario

Los trabajadores del Tranvía de Zaragoza cumplen ya un año en huelga. Fue el 5 de enero de 2021 cuando tras varios años de negociaciones desde 2019, el comité de trabajadores decidió convocar una huelga que, a día de hoy, suma ya 226 días de paros. Ahora, la situación sanitaria derivada de la pandemia ha hecho que los trabajadores dieran un pequeña tregua, pero ya han alertado de que, en febrero, si las negociaciones no avanzan, se retomarán los paros.

«Llevamos tres años de negociaciones y tenemos los sueldos congelados desde 2019. Ahora damos una tregua en este mes de enero dada la actual situación de contagios. Confiamos en que esto sea un paso firme y decidido en la solución del conflicto. Pero, de no ser así, los paros se retomarán el día 1 de febrero, donde ya hay convocada una huelga definida que se desarrollará en semanas alternas de 06.30 horas a 11.30 horas y la siguiente semana de 07.45 horas a 10.00 horas y de 12.45 horas a 15.30 horas», explica el miembro del comité de trabajadores, Julián Aramendia.

Entre sus principales reivindicaciones, el comité insiste en la necesidad de mejorar temas de seguridad, tiempos de descanso y salario. Así, entre otras cosas, piden reducir sus jornadas máximas de trabajo a ocho horas, modificar los tiempos de recorrido de las líneas, mejorar la conciliación familiar y regular la contratación eventual.

Por su parte, la empresa asegura haber manifestado su voluntad de negociar y ha pedido al comité que haga lo mismo y demuestre «querer alcanzar un acuerdo en términos realistas», instando a los trabajadores a presentar una «plataforma racional, lejos de la última presentada el 27 de octubre en la que después de 34 meses de negociaciones y 10 meses de huelgas, hasta la fecha, planteaban incrementos de masa salarial del 60%».

Los trabajadores de la zona azul se concentraron el viernes en la plaza de España

La huelga del bus y la zona azul, otros dos conflictos activos

A esta huelga se suman además otros dos conflictos activos en la ciudad. Por un lado, los conductores del bus urbano continúan en huelga indefinida con paros parciales en semanas alternas y la situación se podría encrudecer en las próximas semanas. Por otro, la última en sumarse a estas demandas ha sido la plantilla de la zona azul, que también sigue a la espera de sentarse a negociar un nuevo convenio después de rechazar las ofertas anteriores y convocar paros en diferentes jornadas.

«Estamos viendo incrementos salariales en otras contratas que garantizan el IPC y a nosotros nos quieren apañar con un 0,50 para el 2020, cuando el IPC sabemos como ha acabado a final de año y el interanual mínimo de un 3% no bajará para el 2021 y más la garantía del 2022», apunta la presidenta del comité de huelga, Graciela Martín.

En esta línea, aseguran que por ahora «no tienen ninguna oferta ni propuesta de reunión por parte de la empresa», por lo que, más allá de los paros convocados, están estudiando poder llevar a cabo «otras medidas de presión».

Print Friendly, PDF & Email