Ponsarnau: «Hicimos un partido lamentable en Málaga, hay que aprender a dar respuestas»

El entrenador quiere volver a mostrar un nivel alto en la cancha. Foto: Basket Zaragoza

Después del descalabro del Casademont Zaragoza en Málaga ante Unicaja, toca afrontar el duelo ante el UCAM. De ese choque se deben sacar varios aprendizajes, hay muchos asteriscos que matizar y corregir todo lo que llevó a perder de 40 puntos. Así lo asume el coach, Jaume Ponsarnau, que reconoce haber hecho un partido “lamentable” desde el minuto 22 y pide aprendizaje. Además, considera que la juventud del grupo puede llevar a una “no consistencia” del equipo.

El duelo “fue un buen golpe”, y la consecuencia de ese partido con tal cantidad de aspectos mejorables fue “hacer un partido lamentable” a partir del descanso. Si las cosas no salen, si no hay acierto, “hay que aprender respuestas a pesar de las circunstancias”. Para todo el mundo es difícil jugar con bajas, pero “no es excusa para no encontrar un nivel adecuado”, que es lo que sucedió a partir del señalado minuto 22.

“Nunca había perdido por tanto ni me había hecho tantos puntos, fue especial a nivel negativo, hay que ser conscientes y trabajar bien”, ha destacado el entrenador. Una de las cosas que le supieron mal de la imagen ofrecida “es que hicieron un esfuerzo enorme”. Sin embargo, no se adaptaron al cambio de roles y “salió fatal”. A pesar de todo no es excusa, “queda trabajo por hacer, porque si no te van a ganar de 40”.

El próximo rival es el UCAM Murcia, equipo revelación de la categoría con un proyecto “que ha ido construyéndose poco a poco hasta llegar a los buenos resultados”. Parten de una idea sobre la cancha diferente, tanto ofensiva como defensivamente. Han afinado con los dos únicos fichajes que han realizado hasta encontrar una solidez que les ubica en el cuarto puesto de la tabla. Por lo tanto, hay que tener “máximo respeto a todo, máxima consideración y entender el partido”.

Para el duelo, el domingo, en casa, a las 17.00 horas, Ponsarnau contará con bastantes bajas. Waczynski jugó ya tocado el último partido y sigue en duda; San Miguel “va mejor cada día”, pero hay que ser cautos; y ni Santi Yusta ni Deon Thompson están en los planes del entrenador. “No sé si podemos sumar alguno, lo van a intentar los servicios médicos”, ha sostenido.

El femenino se centra tras la alegría copera

Después de la alegría del equipo femenino de Casademont por la clasificación para la Copa de la Reina, toca volver a centrarse. Ha sido una gran primera vuelta, según ha explicado su entrenador, Carlos Cantero, con un porcentaje de victorias “superior al 50%”. “Lo hubiese firmado a principio de temporada”, ha afirmado el coach.

Esa alegría “no la quita nadie”, pero al no haber parón, no puede haber ningún tipo de relajamiento. Ahora lo importante es recuperar a las jugadoras que resultaron positivo en los test, al igual que las que tenían molestias. Y a partir de entonces, seguir soñando alcanzar los playoff.

Print Friendly, PDF & Email