Maximiliana se suma a la lucha contra el cáncer: tomar un café con tus abuelos ayuda en la investigación

Todo surgió en la cabeza de Jorge Terreu mientras estudiaba en Francia, ya que la brecha digital dificultaba enormemente el contacto con su abuela Maximiliana

El proyecto Maximiliana ha dado un paso más para combatir ya no solo la soledad de los mayores, sino también para colaborar en la lucha contra el cáncer. Esta iniciativa “made in Aragón” comenzó lanzando un dispositivo móvil con el que los abuelos pueden contactar fácilmente con sus seres queridos a través de videollamadas, y ahora quiere convertir esas conversaciones en minutos de investigación.

Todo surgió en la cabeza de Jorge Terreu mientras estudiaba en Francia, ya que la brecha digital dificultaba enormemente el contacto con su abuela Maximiliana, que da nombre al proyecto. Así, creó este teléfono móvil que permite a los mayores contestar automáticamente, lo que dejó a su yaya “fascinada”. “Planteé un pequeño prototipo para comunicarme con ella sin que tuviera que tocar nada, que contestara automáticamente y listo. Se lo puse como un regalo y le encantó”, ha comentado.

Con la irrupción de la pandemia, Jorge decidió donar cinco de estos dispositivos al Hospital Clínico para que los pacientes de Covid-19 pudieran contactar con sus familias. La idea tuvo tanto éxito que pronto recibió la llamada de un inversor para lanzar Maximiliana al mercado, logrando vender 400 móviles por toda España en poco más de un año, “que es una barbaridad”, ha afirmado. “Llevábamos la idea de llegar a cien móviles en el primer año y lo superamos en unos 200. La gente se va haciendo eco porque les ha funcionado bien y es una necesidad que tiene un montón de gente”, ha añadido.

En estas Navidades, este ingeniero informático y su equipo han tratado de concienciar también en la lucha contra el cáncer a través del proyecto #ATiempo, de forma que, cuando hay una llamada, convierten esos minutos de compañía en tiempo de investigación, sumando ya más de 100.000 minutos donados. “Hay un proyecto colaborativo, Boinc, que permite conectar los móviles que tenemos en el almacén, en lugar de tenerlos apagados, y crear una especie de red, formando un súperordenador, para que los laboratorios puedan utilizarlos remotamente en los cálculos complejos en menos tiempo”, ha explicado.

Incluso, cualquier persona, aunque no sea cliente de Maximiliana, puede donar minutos en la página web atiempo.maximiliana.es. “Yo me tomo un café con mi abuelo, me hago un selfie de los dos, lo subo y pongo que he estado 30 minutos, y ya aparece en este contador mundial de minutos”, ha señalado.

Así, Jorge ya trabaja en añadir nuevas actualizaciones a Maximiliana, como la capacidad de entender un aviso de socorro. “Si se caen y no tienen el móvil cerca, con un grito de socorro, ayuda o auxilio, el dispositivo podrá entenderlo y activar la llamada de emergencia, aunque no tengan el móvil en la mano”, ha asegurado.

El equipo de Maximiliana ya trabaja en añadir nuevas actualizaciones a Maximiliana, como la capacidad de entender un aviso de socorro

¿Cómo regalar Maximiliana?

Contratar Maximiliana es casi tan sencillo como su uso para los mayores. Basta con entrar a la página web www.maximiliana.es y contratar el servicio, que incluye teléfono y tarjeta SIM con 10 gigas de Internet y llamadas ilimitadas por 28,90 euros/mes. “En Navidad incrementa la demanda, con familias que no se pueden reunir por la pandemia o regalos para Papá Noel y Reyes”, ha señalado.

Las funcionalidades del teléfono también están adaptados a las necesidades de los mayores, con fotografías de los contactos a los que quiere llamar, iconos grandes o activar la llamada de emergencia agitando el dispositivo. “También pueden acceder a un panel de control para ver la batería, la localización, enviar mensajes y hacer videollamadas sin tocar nada. Cuando las inicia, el móvil suena unos segundos y automáticamente conecta, sin tocar nada más. Conectan, hablan y cuelgan, y listo”, ha resaltado Terreu.

Print Friendly, PDF & Email