Vuelve el frío polar con los Reyes Magos

Desde el jueves, la cota de nieve descenderá a 700 metros en los Pirineos, mientras que en el resto subirá a entre 1.000 y 1.400 metros

El frío polar se apoderará de amplias zonas de España desde este miércoles coincidiendo con la llegada de los Reyes Magos, con lo que las cabalgatas -allá donde se celebren debido a la pandemia de la Covid-19- transcurrirán en un ambiente bastante invernal, todo ello acompañado de nevadas en zonas montañosas.

Ello se debe a la entrada de una masa de aire polar que este miércoles desplomará los termómetros entre 6 y 10 grados en toda la península excepto Galicia, Extremadura y el oeste de Andalucía y de Castilla y León, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia.

Así, volverán las heladas nocturnas a gran parte de la mitad norte y toda la península estará a menos de 10 grados excepto las zonas litorales, Extremadura y Andalucía occidental.

El jueves se mantendrán las temperaturas diurnas y las heladas de noche aumentarán a toda la península salvo Galicia, los litorales, Extremadura, Andalucía occidental y zonas del Ebro.

“Volverán las heladas nocturnas a amplias zonas del interior y en las horas centrales del día no pasaremos en general de 15 grados. Además, varios sistemas frontales atravesarán nuestro territorio entre el martes y el miércoles con lluvias, especialmente en el norte. En resumen, en algunas cabalgatas el paraguas podrá ser un buen complemento y Sus Majestades los Reyes Magos tendrán que repartir los regalos bien abrigados”, ha comentado Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

Este miércoles, día en que se celebrarán cabalgatas de los Reyes Magos, habrá un régimen de vientos del oeste y noroeste en la península y Baleares, los cuales soplarán con intensidad en el área mediterránea y en zonas montañosas de la mitad norte.

La aproximación de un nuevo frente dará lugar a lluvias en el tercio norte peninsular, especialmente en Galicia, el Cantábrico oriental y Pirineos. En Castilla y León y el entorno del Sistema Ibérico y de las montañas del sureste también lloverá, aunque débilmente. Tampoco se puede descartar alguna lluvia débil, ocasional y dispersa en el centro y la Meseta Sur.

La cota de nieve bajará hasta unos 900 metros en los Pirineos y quedará entre 900 y 1.200 metros en el resto de la mitad norte, y por encima de 1.200 metros en la mitad sur.

Las temperaturas se desplomarán en el Cantábrico, el centro, el este de la península y Baleares. La bajada será notable (entre 6 y 9 grados menos que el martes) e incluso extraordinario (al menos 10 grados menos) en zonas del extremo norte y del tercio oriental.

El miércoles amanecerá con heladas en buena parte del interior del norte y el este, y durante el día el ambiente será frío, con temperaturas máximas en torno a 5 a 10 grados en las dos mesetas, de 10 a 15 grados en el Cantábrico, el interior de Andalucía y Extremadura, y de 15 a 18 en las regiones mediterráneas y el litoral andaluz.

El jueves seguirán bajando las temperaturas nocturnas. Habrá heladas en buena parte del interior peninsular, excepto en el suroeste. En capitales como Teruel o Soria se rondarán los -6ºC, así como entre -3 y -5 en Huesca, Lleida, Pamplona y Vitoria, e incluso podría helar en Bilbao, con -1ºC. Las temperaturas diurnas, en cambio, subirán en el Cantábrico y en la mitad occidental.

Este día habrá precipitaciones ocasionales y dispersas en Galicia, el Cantábrico y Pirineos, sin descartarlas en zonas montañosas del centro y sureste, pero con tendencia a remitir. El resto de la península tendrá cielos poco nubosos.

La cota de nieve descenderá a 700 metros en Pirineos, mientras que en el resto subirá a entre 1.000 y 1.400 metros. Y seguirá soplando el viento intenso en el nordeste peninsular y Baleares, así como en puntos del Cantábrico.

A partir del viernes, lo más probable es que predomine el tiempo estable y sin lluvias, salvo en el extremo norte peninsular, donde habrá precipitaciones que tampoco se podrán descartar en zonas montañosas del resto de la mitad norte, con cotas de nieve en torno a entre 1.000 y 1.200 metros.

Continuarán las heladas nocturnas, aunque la tendencia general es a que suban las temperaturas, pero con valores también propios para la época del año.

 

Print Friendly, PDF & Email