Detenidos por sabotear tres convoyes durante la huelga de tranvías en octubre

Los hechos ocurrieron en octubre, pero fueron detenidos a mitad de diciembre

La Policía Nacional ha detenido a dos personas por sabotear tres cabinas del tranvía el pasado mes de octubre en el transcurso de la huelga que mantuvieron los conductores. Los detenidos, dos varones de 45 y 50 años, fueron arrestados el pasado 17 de diciembre como presuntos autores de un delito de daños.

Los daños ocurrieron el pasado 16 de octubre de 2021 cuando, supuestamente, los dos huelguistas vertieron pegamento en las cerraduras de las cabinas de cola de tres tranvías. Cuando los convoyes llegaron al final de la línea, los conductores intentaron cambiar de cabina para iniciar el trayecto inverso, pero se encontraron con el acceso a la cabina inutilizado. Por ello, el servicio de tranvías suspendió el servicio durante tres horas creando, según denuncia la Policía, graves retrasos.

Según la propia empresa, la demora afectó a más de 20 mil viajeros, miles de los cuales, perdieron toda posibilidad de viajar como consecuencia de los hechos como han calificado de “vandálicos”.

Los investigadores de la Brigada de Información consideran que los hechos que se produjeron se circunscriben en las reivindicaciones laborales derivadas de la huelga iniciada en los primeros meses del pasado año, y que se ha agravado tras el verano, con episodios menores de sabotaje a los tranvías, como el lanzamiento de huevos al paso de los mismos, que también ocasionó retrasos en el servicio al tener que retirar los convoyes para su limpieza.

Los buses denuncian también daños

La empresa de transporte público de autobuses, Avanza, ha denunciado también esta semana el sabotaje a dos conductoras que ejercían su derecho al trabajo durante el horario de paros parciales convocado por el comité de empresa. Los autobuses sufrieron el pinchazo de una rueda mediante idénticos objetos punzantes de grandes dimensiones conocidos como abrojos.

Los hechos se produjeron en las terminales de las líneas mientras los vehículos estaban detenidos. Con la denuncia policial se ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido y poder identificar a los responsables ya que estas acciones suponen, además de un delito, un riesgo para la seguridad tanto de los conductores como de los pasajeros del autobús urbano.

Print Friendly, PDF & Email