El Casademont Zaragoza despega ante el Baskonia en el mejor partido de la temporada (97-79)

Los zaragozanos superaron con claridad a los vitorianos. Foto: Basket Zaragoza

El Casademont Zaragoza despidió el año con una soberbia victoria ante Baskonia (97-79) en un encuentro para soñar, con una primera parte en la que doblaron a los vascos. Todos los intentos de reacción del equipo vitoriano murieron en la efectividad del bloque rojillo, con un final de año inmejorable ante la “marea roja”. Eso sí, tuvieron que esperar unas horas para ver a su equipo después de notificarse un positivo en las filas de los vascos.

El choque comenzaba desacertado, con un Baskonia que erraba sus primeros cuatro ataques, y lo aprovechaba Casademont Zaragoza. De hecho, se ponía 5-0 de salida con un triple de Radoncic y una canasta de Mobley en penetración que daba el primer aliento a la noche. La reacción vasca llegó con dos acciones de Baldwin que propiciaban la ventaja visitante hasta el 12-12, con acciones de tres puntos a escena, de Enoch y Mobley.

Los de Ponsarnau seguían creciendo y llevaban el peso del partido cuando Deon Thompson estableció la primera máxima rojilla a falta de 3.05 (21-12). Font anotaba desde más allá de la línea y encontraba en el pick and roll a Hlinason para el 28-15 al final del primer cuarto, en un gran trabajo coral.

Waczynski inauguraba el segundo periodo desde el triple siguiendo la misma esencia de juego. Otro tapón de Hlinason evidenciaba la rotunda defensa que, tras 12 minutos, había dejado en 15 puntos al ataque baskonista. Casademont seguía encontrando agilidad en ataque. Un canastón a aro pasado tras rectificado de Bone ponía el 37-19 ante la locura de la «marea roja».

El trabajo era colectivo y sumaba efectivos a la causa con Radoncic dañando la pintura rival para el +20 de ventaja (41-21), cuando quedaban aún cuatro para el descanso. Baskonia sólo era capaz de recortar desde la línea de personal cuando Costello era descalificado por doble técnica debido a sendas protestas. Un soberbio Mobley, con 17 puntos, seguía estirando la máxima hasta los 26 de ventaja (52-26) para doblar a su rival en el medio tiempo.

Tras la pausa, el Baskonia aprovechó para establecer un 0-7 de parcial que obligaba a Ponsarnau a pedir tiempo muerto pasados tres minutos del tercer cuarto (52-33). Yusta y Thompson devolvían un parcial de 5-0 para Casademont Zaragoza. Mientras, Mobley seguía a lo suyo y Bone ponía el 64-35, que obligaba al tiempo muerto visitante y despertaba la locura en la grada. El juego lo manejaba Cook (seis asistencias), que entregaba a Aleix Font para el triple desde la esquina, pero respondía Enoch para el 70-50 al final del tercer periodo.

Con 20 puntos de ventaja llegó Casademont Zaragoza al último cuarto. La reacción baskonista inicial fue decayendo conforme pasaron los minutos y Casademont volvió a evidenciar el partido más completo de la temporada. Prueba de ello es que a 4.10 del final, David Gil volvió a parar el encuentro por la reacción rojilla con el 83-65 en el marcador para disipar cualquier atisbo de confianza en el rival.

Sin embargo, los vascos no se rendían y con tres triples consecutivos se acercaron a nueve puntos. Con 83-71 y ante la adversidad, tiraron de rasmia para contener las ultimas andanadas del equipo vitoriano con un triple de Cook que encendió la ovación del pabellón Felipe. El marcador final (97-79) evidenció el trabajo colectivo, clave en la segunda victoria consecutiva del conjunto aragonés. Así, la “marea roja” quedó con buen sabor de boca en el último partido del año.

Print Friendly, PDF & Email