Zaragoza se queda sin conciertos en directo en sus salas

Imagen de un concierto en el Teatro de las Esquinas en 2018. Foto: "Aragón en Vivo"

Nuevo jarro de agua fría para las salas de conciertos de Aragón que tras las nuevas restricciones anunciadas ayer por el Gobierno de Aragón se ven obligadas a cancelar su actividad, al menos, hasta el 15 de enero. De esta manera, la capital aragonesa se queda sin los conciertos en directo que habitualmente se celebran en estos espacios, ya que sus responsables consideran que es “insostenible” mantener la actividad con las medidas que entran en vigor este mismo miércoles.

Desde la Asociación Profesional de Salas de Música ‘Aragón en Vivo’ critican la premura con la que se han anunciado las nuevas restricciones y lamentan la pérdida de parte de su programación. Y es que, pese a que el Gobierno autonómico ya adelantó la semana pasada que adoptaría nuevas medidas debido a la evolución de la pandemia, no ha sido hasta este lunes cuando las ha concretado. “Nos parecen medidas para salir del paso y volver a perjudicar siempre al mismo sector. Las salas de conciertos estamos en un limbo: para unas cosas se nos considera ocio nocturno y para otras espacios escénicos, y la legislación no es clara”, apuntan desde la entidad.

Asimismo, manifiestan que “en ningún momento” estas medidas han sido consensuadas con los afectados y que llegan de manera improvisada. “Recordemos que han pasado cinco olas con nuestros locales en silencio, sin apenas ayudas, y en ninguna habíamos abierto ni programado un solo concierto”, comenta Pablo Cano, presidente de la entidad. “Se sigue señalando al sector con un agravio comparativo flagrante frente a otros espacios masivos que no sufren ningún tipo de recorte ni regulación como los centros comerciales o el transporte público”, añade.

A la solicitud del pasaporte Covid, implantado a finales de noviembre, se le suma ahora el adelanto del cierre del ocio nocturno a las 2.00 horas y la obligatoriedad de consumir en mesa, con un máximo de diez personas por mesa. “La asociación aceptó de buen grado medidas como el pasaporte y podría entender las nuevas restricciones si fueran equilibradas en todos los sectores y vinieran de la mano de compensaciones por el daño sufrido. La simple reducción de aforos pero con el público de pie ya habría hecho viable la mayoría de los conciertos”, considera Cano.

Esta nueva situación ha llevado a los espacios que habitualmente no celebran conciertos sentados, que son la gran mayoría de las salas de la ciudad, a cancelar las actuaciones previstas para estos días al menos hasta mediados de enero, fecha en la que vencen las medidas. “Con las nuevas restricciones se hace imposible mantener nuestra actividad y nos vemos abocados a despedir personal”, señalan. Sí que se mantendrá la programación en algunos espacios como la Bóveda del Albergue o el Teatro de las Esquinas, ya que todos los conciertos que celebran son con asientos preasignados.

Esta pausa en la programación musical de las salas supone un nuevo varapalo para un sector que comenzaba a recuperarse tras un duro año y medio de limitaciones en su actividad.

Precisamente, a comienzos del mes de noviembre, Aragón en Vivo lanzó la campaña ‘Ha llegado la hora de volver. Apoya tu sala’ de la que son imagen Amaral, Kase.O, Pecker y Cuti Vericad. Una iniciativa con la que buscan reconectar al público con estos espacios y conseguir un mayor apoyo por parte de la administración para que las salas aragonesas vuelvan a convertirse en lugares de referencia para la música en directo. “Esperamos que tarde o temprano podamos volver a una cierta normalidad, ya que nos sentimos impotentes y ninguneados”, concluye la asociación.

Print Friendly, PDF & Email