La DGA destinará 35 millones para el acceso de jóvenes al campo y la modernización de explotaciones

El Gobierno de Aragón pretender seguir dando apoyo a los jóvenes de hasta 40 años que deseen incorporarse a la agricultura en 2022

El Ejecutivo aragonés publicará en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) del próximo 30 de diciembre la séptima Orden de ayudas para la incorporación de jóvenes al campo y la modernización de explotaciones del periodo de programación del segundo pilar de la PAC 2014-2020, periodo cuya vigencia ha sido prorrogada hasta el año 2022. Dotada con 35 millones de euros, será la convocatoria con mayor presupuesto hasta el momento. De ellos, 17 millones se destinarán a incorporación de jóvenes y los otros 18 a la modernización de explotaciones.

Con esta séptima convocatoria, el Gobierno de Aragón pretender seguir dando apoyo a los jóvenes de hasta 40 años que deseen incorporarse a la agricultura en 2022, además de facilitar las inversiones en explotaciones agrícolas y ganaderas para todos los profesionales del sector.

“El apoyo a los jóvenes agricultores es una política estratégica y esencial para el Departamento de Agricultura. El objetivo es revertir el envejecimiento del sector, facilitando la aplicación de nuevas tecnologías y estrategias productivas y comerciales que, finalmente, redunden en una vertebración demográficamente equilibrada de nuestro medio rural por la vía de generación de empleo joven”, ha manifestado Olona.

En las siete convocatorias publicadas desde 2016 para la incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones –teniendo en cuenta la anunciada este martes-, la DGA ha destinado un montante total de 165 millones de euros, que han permitido la incorporación con apoyo público de 1.856 jóvenes al sector hasta 2021 (cifra que superará los 2.000 cuando se resuelva esta nueva convocatoria).

Por provincias, la distribución es la siguiente: 594 en Huesca, 493 en Teruel y 769 en Zaragoza. Más del 23% son mujeres. La ayuda media ronda los 43.000 euros en el caso de incorporación y de 15.000 en el de la modernización de explotaciones. “Sumando el ámbito de las ayudas a incorporación y las ayudas a modernización, la cifra de inversión la ejecutada en la Comunidad Autónoma entre el 2016 y el 2022 asciende a 328 millones de euros”, ha puntualizado el consejero.

Aprobadas el 100% de las 265 solicitudes recibidas para la incorporación de jóvenes

Respecto a la última convocatoria, la de 2021, que contaba con 30 millones de euros, se han podido atender las solicitudes de los 256 jóvenes que deseaban incorporarse. De ellos, 73 pertenecen a la provincia de Huesca, 72 a la de Teruel y once a la de Zaragoza. Sin embargo, solo se han podido aprobar un 59% de las solicitudes para inversiones en la modernización de las explotaciones dado que el número de solicitudes ha sido “muy elevado” y, de ellas, 1.100 han cumplido con todos los requisitos.

“Esta fuerte demanda se vincula con importantes necesidades de tecnificación del sector en el referido ámbito de la agricultura 4.0 y la propia capacidad inversora del sector, dado que hay que tener en cuenta que la subvención en este caso fluctúa entre una base del 35% que puede alcanzar un mayor porcentaje cuando se producen determinadas circunstancias, como tratarse de explotaciones en zonas de montaña u otras zonas desfavorecidas, inversiones efectuadas por jóvenes agricultores o inversiones de tipo colectivo”, ha explicado Olona.

En todo caso, la intensidad de subvención máxima será del 55%, por lo que la financiación a la que deben hacer frente los agricultores y ganaderos es muy relevante. En definitiva, esta nueva convocatoria, a través del incremento presupuestario, pretende poder atender esta importante demanda y necesidad de evolución tecnológica del sector agrario aragonés.

Novedades en la convocatoria de 2022

La convocatoria, que se resolverá mediante la aplicación de concurrencia competitiva a la hora de seleccionar expedientes, establece más puntuaciones de prioridad para aquellas solicitudes que cumplan determinadas condiciones. Entre ellas se encuentran hallarse en zonas de montaña o desfavorecidas, en red Natura 2000, ganadería extensiva, determinados tipos de producción como la ecológica o pertenecer a otras figuras de calidad que aseguren una mayor fijación de valor en el medio rural. El plazo de solicitud se extenderá hasta el 15 de marzo de 2022.

También se da una mayor prioridad a la mujer con el fin de luchar contra el problema de masculinización del medio rural. En este sentido, cabe indicar que este apoyo prioritario, junto con la cada vez mayor implicación de la mujer en la producción agraria primaria como medio de generación de autoempleo, está permitiendo que en las últimas convocatorias se esté consiguiendo pasar del 20% al 30% el porcentaje de mujeres entre los jóvenes agricultores que anualmente se incorporan.

Como novedades de la convocatoria, se mantiene la gran mayoría de las nuevas inversiones subvencionables aplicadas en la pasada de 2021, tales como plantaciones frutales, determinada maquinaria de uso ganadero o inversiones dirigidas a la digitalización de la agricultura (no se mantiene la subvencionabilidad de almacenes), y en adición, se conservará la validez de actas de no inicio sobre solicitudes efectuadas en la referida convocatoria 2021 que dada la elevada demanda no pudieron ser atendidas. En consecuencia, podrán volver a solicitar el apoyo a dichas inversiones entrando en un nuevo procedimiento de concurrencia competitiva entre todas las solicitudes recibidas.

El periodo para la ejecución y pago de los fondos de la convocatoria se ha establecido en cuatro años, hasta final de 2025, fecha tope para la ejecución de los fondos de prórroga del Programa. La referida prórroga del Programa de Desarrollo Rural de Aragón (PDR) ha supuesto la incorporación de nuevos fondos europeos, así como también de la administración general del Estado y de la Comunidad Autónoma, que están permitiendo una apoyo muy importante para que el sector agrario aragonés se rejuvenezca, se haga más sostenible en el uso eficiente de recursos y se adapte a toda la batería de nuevas tecnologías de digitalización del sistema de producción agrario, en lo que se ha dado en denominar agricultura 4.0.

Print Friendly, PDF & Email