Todos disponibles y entrenamientos individualizados en el retorno zaragocista tras Navidad

Los maños seguirán trabajando de forma individualizada hasta que los PCR arrojen resultado negativo. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

El Real Zaragoza ya ha retomado los entrenamientos después de someterse al estricto control impuesto por los servicios médicos del equipo y La Liga. Todos los jugadores se encuentran disponibles y a las órdenes del entrenador, Juan Ignacio Martínez, después de realizarse antígenos y PCR. Eso sí, hasta que no se conozca el resultado de esta última, los entrenamientos se harán de forma individualizada.

Los zaragocistas se han sometido primero a la prueba de antígenos, que les daba acceso a entrenar con el grupo en caso de resultar negativa. También se han hecho una PCR, pero tarda algo más en ofrecer resultados definitivos, y no será hasta entonces cuando se vuelva a trabajar en grupo.

De este modo, la vista está puesta únicamente en el partido ante el Mirandés de este domingo, porque comenzar la segunda vuelta con victoria es vital para los maños. Para los de JIM supondría reencontrarse con la victoria tras un final de año que dejó algo de mal sabor de boca en la hinchada zaragocista. Y es que las dos derrotas ante Almería y Tenerife cortaron la trayectoria ascendente del equipo.

Por su parte, el Club Deportivo Mirandés, próximo rival del conjunto zaragocista, tampoco ha informado de ningún caso positivo en sus filas. De este modo, si la situación siguiese su curso natural, el partido podría disputarse con normalidad en Anduva. Eso sí, estos empezaban a entrenar el martes.

Para el duelo ante el conjunto burgalés se espera que alrededor de 800 zaragocistas se desplacen para animar al conjunto blanquillo. Es una forma de demostrar que han vuelto a ilusionarse por el equipo en el primer desplazamiento masivo tras casi dos años sin público. De hecho, no sorprendería alcanzar el millar de aficionados blanquillos tomando Anduva.

Print Friendly, PDF & Email