Aragón restaurará las zonas afectadas por minas de carbón cerradas

Imagen de archivo de las cuencas mineras de Teruel

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y el Gobierno de Aragón han firmado el Convenio para la restauración ambiental de zonas afectadas por explotaciones mineras de carbón cerradas en las comarcas aragonesas. Con un presupuesto de ejecución de seis millones de euros, el convenio permitirá rehabilitar 38 hectáreas de terreno en el término municipal de Mequinenza y creará 12 puestos de trabajo en promedio anual hasta 2023, empleando excedentes mineros y población local. Además de la restauración, se habilitará un Centro de Interpretación de la Minería para potenciar el turismo.

El Convenio está incluido en el Componente 10 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), dedicado a la transición justa. El Instituto para la Transición Justa (ITJ), organismo dependiente del Miteco, canalizará 5,9 millones con cargo al PRTR y el resto procederá de los avales depositados por las empresas mineras.

Las ayudas, aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado 5 de mayo, financiarán casi todas las tareas de restauración, una vez que las empresas mineras cerradas en los últimos años no lo hicieron por encontrarse en liquidación o en concurso de acreedores, y una vez constatado que los avales que las compañías presentaron en su momento para costear las recuperaciones ambientales, retenidos por las autoridades mineras, han resultado claramente insuficientes.

Con la firma del convenio se demuestra el claro compromiso del Gobierno para solucionar los problemas de las zonas afectadas por las explotaciones mineras y generar oportunidades de empleo y desarrollo socioeconómico.

Un gran proyecto

El Convenio incluye un proyecto de restauración ambiental de los espacios mineros asociados a las antiguas explotaciones subterráneas de carbón Grupo Europa y Grupo Virgen del Pilar, situadas en el término municipal de Mequinenza (Zaragoza).

Los trabajos comenzarán en 2022, durarán un año y medio, e incluirán, entre otras cosas, la remodelación del terreno y movimiento de tierras. Esto incluye retirada de estériles de escombrera que ocupen superficies de Dominio Público Hidráulico y relleno de huecos, estabilización estructural de taludes mediante el uso de ingeniería civil a base de diques de contención con roca de escollera y la estabilización superficial mediante hidrosiembra para minimizar la pérdida de suelo por efectos de erosión hídrica y eólica.

Habrá una restauración vegetal, que incluirá el diseño de rodales de preparación de terreno, revegetación herbácea y plantación forestal con especies autóctonas. También gestión de residuos, de construcción y demolición, y de residuos mineros y cierres de bocas de mina, pocillos y chimeneas, todo ello orientado a garantizar la seguridad de personas y bienes. Vigilancia, control ambiental y actuaciones de seguridad minera estarán presentes.

Por último se establecerán infraestructuras y actuaciones de usos público-educacional-recreativo, relacionadas con la adecuación de dos edificaciones (casa de la Administración y edificio de Almacenes) para su reutilización y creación de un Centro de Interpretación de la Minería, la ejecución de un camino nuevo y acondicionado de caminos existentes, colocación de paneles y señalización sobre actividad minera, y la realización de senderos que comuniquen los diferentes grupos de bocaminas con los yacimientos arqueológicos existentes en la zona, considerando que la GR-99 “Camino Natural del Ebro” discurre de Noroeste a Sureste entre el embalse de Ribarroja y las Escombreras del Grupo Virgen del Pilar.

Print Friendly, PDF & Email