Navidad 2020 vs 2021: los contagios se multiplican por 17 con la misma ocupación hospitalaria

Aragón sufre también su mayor pico en incidencia de toda la pandemia, con 811,5 contagios por cada 100.000 habitantes a siete días

Los aragoneses afrontan las citas especiales de Nochebuena y Navidad con más sombras que luces. Los contagios están batiendo récord de cifras, habiendo notificado esta última jornada un total de 2.452 nuevos casos, un número que aumenta progresivamente con el transcurso de los días. En comparación con el 24 de diciembre de 2020, cuando se comunicaron 144, los positivos se han multiplicado hasta por 17 veces. La nota positiva radica en el índice de hospitalizaciones, pues aquella fecha había 321 camas ocupadas por pacientes Covid (46 en UCI y 275 en planta), mientras que actualmente hay 316 camas (44 en UCI y 272 en planta). Un dato que demuestra la efectividad de las vacunas, ya que a pesar de que los casos se encuentran desbocados, esto todavía no se refleja -afortunadamente- en términos de presión hospitalaria.

De todos modos, tal y como ha reconocido el máximo responsable de Aragón, Javier Lambán, “lo más lógico y previsible es que el crecimiento de contagios conduzca a un aumento de los ingresos en hospitales”. En este sentido, ya ha asegurado que establecerá ciertas medidas equilibradas y homogéneas con otras comunidades norteñas que se encuentran en una situación similar. Las anunciará el lunes o el martes, y las opciones más cercanas pasan por reducir aforos y horarios en el ámbito hostelero y el ocio nocturno, aunque ya ha confirmado que los cotillones no se suspenderán. Eso sí, el consumo en barra quedará restringido. El ejeano considera que en enero presumiblemente se superará la barrera de los 3.000 positivos, así que “debemos prevenir el colapso en hospitales y UCI y tratar de preservar un sistema sanitario que ya está estresado”.

Disparo de contagios tras el puente 

Y es que las alarmas en cuanto a número de contagios ya empezaron a saltar antes del puente de la Constitución y de la Inmaculada porque se registró un notable incremento. Pero fue especialmente el sábado 11 de diciembre -con datos del día 10- cuando la preocupación se hizo palpable, puesto que superar la barrera psicológica del millar de casos (1.152) no sucedía desde el 23 de julio (1.016).

A partir de ahí, el día 15 fueron 1.005 casos, el 16 se contabilizaron 1.075 y el 17 continuó el aumento llegando a los 1.297. El 18 de diciembre disminuyeron mínimamente hasta los 1.209, el 21 fueron 1.203, el 22 se dispararon hasta los 1.777 y ayer se alcanzaron los 2.005 positivos. Por tanto, resulta evidente que las dos últimas semanas han sido claves para que la DGA haya decidido intervenir y tomar cartas en el asunto. Lo mismo ocurre en el conjunto de España, donde la incidencia acumulada se ha propulsado hasta los 911 casos por cada 100.000 habitantes a catorce días, la mayor IA de toda la pandemia.

En consonancia con el panorama nacional, Aragón sufre también su mayor pico en incidencia de toda la pandemia, con 811,5 contagios por cada 100.000 habitantes a siete días, manteniendo así la tendencia ascendente respecto a una semana atrás, cuando la tasa era de 526,6. Por provincias, Zaragoza acumula una incidencia a siete días de 844,6 casos; Huesca de 787,7; y Teruel, de 576,9. En estos instantes, Cuarte de Huerva es el municipio con mayor incidencia de la Comunidad, con una tasa de 1.182,2 casos, seguido de Huesca capital con 1.104,6, Jaca con 997,8, Utebo con 967 y Zaragoza ciudad con 904.

A pesar de que los centros hospitalarios no están sufriendo una tensión y saturación reseñables en comparación con anteriores oleadas, cabe señalar que la cifra de camas ocupadas por pacientes Covid va en incremento. Por ejemplo, a inicios de mes había 233 (28 en UCI y 205 en planta), el día 6 eran 273 camas (29 en UCI y 244 en planta), el 12 se ocuparon 293 (36 en UCI y 257 en planta) y el 14 ya se superaron las 300 -concretamente 323- (40 en UCI y 283 en planta).

Mascarilla obligatoria 

Desde este viernes regresa el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores en toda España. Así lo decidió el líder del Gobierno central, Pedro Sánchez, en la Conferencia de Presidentes que tuvo lugar este miércoles vía telemática. Este real decreto se aplica a todas las personas mayores de seis años, que deberán ponerse el cubrebocas al salir de casa y solo se lo podrán quitar en la naturaleza (zonas rurales o playas) o para practicar deporte individual.

Esta orden ha suscitado opiniones dispares y revuelo entre la población, los expertos y responsables políticos de diferentes formaciones, pues muchos creen que las posibilidades de contagio son “mínimas o inexistentes al aire libre”. Sí que la verían factible en lugares más céntricos susceptibles de grandes aglomeraciones en los que hay un mayor riesgo de transmisión.

Print Friendly, PDF & Email