Consumo retira más de 6.000 juguetes del mercado

Los juguetes no deben tener bordes cortantes, aristas o clavos que puedan causar daño

Controlar la seguridad y el correcto etiquetado de los juguetes para niños es, a lo largo de todo el año, una de las prioridades de la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios. Prueba de ello es que durante todo 2021 se han llevado a cabo 7.916 actuaciones inspectoras sobre juguetes (55,2% del total de actuaciones). En 477 de estos controles se detectaron juguetes inadecuados, que han dado como resultado la retirada de 6.242 unidades de los comercios.

A pesar del continuo trabajo en este ámbito, en estas fechas navideñas, el director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez, quiere insistir en diversas recomendaciones para la compra de juguetes que eviten sorpresas desagradables a los más pequeños. “No se deben comprar juguetes que no vayan etiquetados en castellano, que carezcan del marcado de la CE y que no identifiquen a su responsable en territorio europeo”, recuerda el director general.

Así, Pablo Martínez insiste en que las actuaciones de inspección de juguetes se intensifican en el último cuatrimestre del año, pero se trabaja en este tema el resto de los meses. De hecho, apunta, en los nueve primeros meses del año se incorporaron a la red de alerta de seguridad de los productos un total de 397 juguetes, tanto en el ámbito europeo como en el nacional. Esta cifra representa porcentualmente el 20,60% del total de alertas.

En el caso de las reclamaciones formalizadas por escrito durante el año 2020, se contabilizaron 33 derivadas de la adquisición de juguetes, un 0,97% del total. Se trata de una cifra muy similar a la de años pasados a pesar de la crisis sanitaria.

Consejos

A la hora de comprar un juguete, desde la Dirección General aconsejan revisar que en el envase y en las etiquetas aparezca claramente indicado en español el nombre, la marca y la dirección del fabricante y/o importador; así como alertar de los posibles riesgos que puede entrañar el uso del producto y la forma de evitarlos o poner especial atención a los juguetes que contengan pilas botón o ventosas, así como aquellos con partes eléctricas o transformadores.

Igualmente, los juguetes no deben tener bordes cortantes, aristas o clavos que puedan causar daño, evitando regalar juguetes con bolitas con diámetros inferiores a 4,3 centímetros a niños menores de 3 años y juguetes fabricados con plástico frágil y quebradizo.

Desde Consumo recuerdan, además, que es conveniente guardar el ticket de compra ante una eventual reclamación por cualquier incidencia. Cualquier duda puede ser consultada en las oficinas municipales y comarcales de información al consumidor o a través de las asociaciones de consumidores. Asimismo, la Dirección general de Protección de Consumidores y Usuarios tiene a disposición de los ciudadanos el teléfono gratuito 900 12 13 14 y el correo electrónico consultaconsumo@aragon.es. También pueden consultar consejos e información a través de las redes sociales @ConsumoAragon.

Print Friendly, PDF & Email