Seis detenidos por plantar ocho toneladas de marihuana en Sabiñánigo que legalmente tenían como CBD

La plantación ocupaba una nave en Sabiñánigo

La Guardia Civil ha detenido a seis personas que cultivaban marihuana destinada a la venta como CBD, componente legal que sirve de analgésico, pero que después se descubrió que tenía un porcentaje psicoactivo que la acercaba a la marihuana común. La fábrica se encontraba en Sabiñánigo y tenía 15.000 plantas (ocho toneladas aproximadamente) de marihuana seca dispuestas por toda la nave.

La investigación se inició a mediados del presente año, cuando el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Huesca se encontraba realizando gestiones para determinar la legalidad de una plantación de marihuana ubicada en Sabiñánigo y que en principio estaría destinada a uso industrial, es decir para la obtención de fibra y semillas. Tras la realización de numerosas gestiones se localizaron indicios de que se podría estar llevando a cabo una actividad fraudulenta, dado que las plantas de cáñamo carecían prácticamente de hojas y tallo, lo que imposibilita la obtención de fibra, grano y semillas.

La plantación, bajo una falsa apariencia de legalidad, estaría destinada a la venta como CBD (Cannabidiol), otro de los principales compuestos del cannabis y que sirve como analgésico y del cual sólo se permite el uso médico, científico y de investigación.

Igualmente, al inicio de la investigación, los agentes comprobaron que algunas de las personas identificadas habían sido anteriormente detenidas por delitos de tráfico de drogas.

Tras realizar un muestreo de las plantas de cáñamo que se interesó al laboratorio oficial de farmacia en Zaragoza, al objeto de comprobar si las plantas sobrepasaban el índice máximo legal del componente psicoactivo, se verificó que el contenido en tetrahidrocannabinol (THC) de las plantas era muy superior al permitido, es decir el 0,2%, que es el que se determina en la legislación vigente para los cultivos con fines industriales.

Tras toda la información, el pasado mes de noviembre se procedió a la intervención de una nave que hacía las veces de secadero y que tenía en su interior 15.000 plantas de marihuana, perfectamente dispuestas para su secado y posterior distribución.

En el operativo participó personal del EDOA de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca, del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca, con apoyo de agentes de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Sabiñánigo y Canfranc.

Entre todo lo intervenido, la Guardia Civil aprehendió 15.000 plantas de marihuana con un peso aproximado de 8.000 kilogramos, 540 euros, un sistema complejo de videovigilancia, cuatro mecanismos de comunicación inalámbrica, tres ordenadores portátiles, dos focos, un teléfono móvil, un disco duro y un usb. Así como, documentación y anotaciones relacionadas con la plantación.

Por lo expuesto se procedió a la detención de seis varones, tres de ellos de nacionalidad española de 55, 50 y 31 años, dos de nacionalidad albanesa de 57 y 19 años y otro de nacionalidad francesa de 35 años, como supuestos autores de delito contra la salud pública y pertenencia a grupo criminal.

Por el EDOA de la Guardia Civil de Huesca se instruyeron diligencias que fueron entregadas junto con los detenidos y los objetos intervenidos en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Jaca, el cual decretó libertad con medidas cautelares como la obligación de personarse en el Juzgado en día impares.

Print Friendly, PDF & Email