José María Gallego, actual consejero del Betis, se posiciona para ser máximo accionista del Zaragoza

La última Junta General de Accionistas estuvo marcada por las ausencias de varios consejeros. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

El cambio accionarial del Real Zaragoza ha vuelto a salir a la palestra. Desde hace varios meses los propietarios de la entidad han reconocido la necesidad de entrada de capital para la viabilidad del club, y ahora se ha abierto una nueva vía. Esta vez, la parte de la familia Alierta, encabezada por Fernando Sáinz de Varanda y Juan Uguet de Resayre, se encuentran en negociaciones para el traspaso accionarial. El mejor posicionado es José María Gallego, actual consejero del Betis que dejaría sus funciones si finalmente la operación llegase a puerto.

Es precisamente Gallego quien tiene la exclusividad de la compra, por lo que depende únicamente de aportar el capital para hacerse con el paquete accionarial. Ahora bien, detrás del empresario debería haber un fondo de inversión para asegurar la viabilidad y cumplir las pretensiones de los Alierta. Estas son recuperar en torno a los 20 millones de euros que han invertido en el club desde la llegada de la Fundación Zaragoza 2032.

En estos fondos de inversión aparecen también dos figuras relacionadas históricamente con el Real Zaragoza: César Sánchez y Ander Herrera. «Comprar el club son palabras mayores, pero ojalá pueda poner mi granito de arena y convertirme en accionista del club. Estamos en conversaciones para ello», afirmó en una entrevista el excanterano hace unos meses. Tampoco está descartada la opción de llegar a un acuerdo con fondos internacionales.

Lo cierto es que para que el club sea viable este mismo mes de diciembre se necesita una inyección económica de forma inmediata. Toca hacer frente a numerosos pagos que a día de hoy no se podrían hacer efectivos. Por lo tanto, la urgencia de llegar a buen puerto es máxima por parte de la propiedad zaragocista.

Print Friendly, PDF & Email