Zaragoza pide a la Moncloa un plan antiCovid para la hostelería y a la DGA, reforzar la sanidad

Lo curioso de la moción es que ha salido adelante, en el primero de los casos, gracias a la abstención del concejal adscrito Ignacio Magaña

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado una moción de los grupos municipales PP y Ciudadanos por la que se insta al Gobierno de España a elaborar un Plan Nacional Blindaje al comercio y la hostelería, que evite recurrir a restricciones de horario o aforo en los bares como primera opción para contener la expansión de la Covid-19. En esta misma línea de control de la pandemia, solicitan también al Ejecutivo autonómico reforzar las plantilla sanitarias, especialmente en la Atención Primaria, con el objetivo de luchar contra el virus, gracias a una enmienda transaccional de adición presentada por ZeC.

Lo curioso de la moción es que ha salido adelante, en el primero de los casos, gracias a la abstención del concejal adscrito Ignacio Magaña, que junto con el voto de calidad del presidente de la mesa plenaria han dado el visto bueno a la iniciativa. Con la abstención, asimismo, de Vox y el rechazo de la bancada de la izquierda. Magaña ha apostado por que este plan sea “interinstitucional” en el que también colabore el Gobierno de Aragón. En el segundo de los casos, la propuesta de instar a la DGA a reforzar las plantillas sanitarias para luchar contra la pandemia tiene el visto bueno gracias a 20 votos a favor y once abstenciones.

La portavoz de Vox, Carmen Rouco, ha recordado en su intervención que la moción de apoyo a la hostelería “Vox la tuvo que traer dos veces y gracias a la presión de este grupo se aprobó la segunda vez”. Ha señalado que su formación “sí que trabaja por la hostelería y el comercio de Zaragoza” y que por ello esta propuesta la iban a solicitar otra vez. “Insto a que gobiernen para zaragoza y los zaragozanos, sé que (Azcón) tiene la vista en el Gobierno de Aragón. Cuando llegue allí (a la presidencia de la DGA) espero que no tenga que traer aquí el PP estas mociones. Nosotros les hemos apoyado en todo lo que ha habido, en los medidores de CO2 y quizás es el único punto en el que los voy a apoyar. El IBI, el ICIO, el IAE, llevan el sello de Vox, no el suyo. Las negociamos y llevan el sello de Vox, ustedes no querían negociar los impuestos”, ha criticado.

Para Fernando Rivarés, portavoz de Podemos, desde el punto de vista estrictamente sanitario “el confinamiento es la mejor manera de combatir este virus. Lo dicen las publicaciones científicas. Y esto es incompatible e insostenible en el tiempo, o la economía”, ha reconocido. Ha destacado que descubrir que el virus se transmitía por el aire “fue un instrumento importante”, y ha hecho alusión a que fue su formación quien “trajo la propuesta para poner filtros HEPA en varios lugares, entre ellos el tranvía, y el grupo del PP y Ciudadanos se escandalizaron y votaron que no”.

El concejal de ZeC, Alberto Cubero, ha calificado la moción de “ovni” porque se habla de hostelería por un lado y de sanidad por otro. Cubero ha dejado claro que “hay que controlar los aforos y llevar mascarilla” y que los técnicos que estudian las medidas de contención del virus, tanto del Gobierno central como de la DGA, “son científicos, no teletubbies”. Cubero se ha dirigido a Rouco (Vox) criticándole que su partido votó en contra “las cinco veces que aquí se ha votado el apoyo a la hostelería”. Además, ha pedido al equipo de Gobierno dejar “de hacer juego político porque tenéis que reconocer que hay algo que se está haciendo bien” -sobre la campaña de vacunación-. “Puedo estar de acuerdo en que deben reforzarse las plantillas de atención primaria, pero hay una demagogia… Escuchar a la derecha defender la sanidad pública”, ha indicado Cubero.

Por parte del PP, su portavoz María Navarro, ha insistido en que todos tratan de intentar ayudar y mejorar con las propuestas “porque los políticos debemos intentar ayudar con los recursos que tenemos”. “En nuestro Ayuntamiento hemos hecho lo que hemos podido”, ha asegurado Navarro, volviendo a solicitar rapidez al Gobierno de Aragón en la firma de las ayudas a la hostelería para que puedan ingresar los “3,4 millones de euros”. “Tuvimos que aprobar la modificación de crédito rápido y corriendo”, ha lamentado la portavoz del PP.

Por parte socialista, el concejal García Vinuesa ha criticado al equipo de Gobierno de PP-Cs por utilizar a los hosteleros “como rehenes”. “Es el único ayuntamiento que no ha firmado. La orden la tienen desde mayo y han esperado a diciembre para poner pegas. No saben y son como el perro del hortelano”, ha dicho. También, ha afirmado que el plan de instalación de medidores de CO2 fue ideado por su formación “para generar espacios más seguros para ciudadanos y trabajadores, no como arma de confrontación”.

La portavoz de Cs, Carmen Herrarte, ha expuesto que si existen problemas para firmar el convenio de ayudas a la hostelería se deben juntar ambas instituciones pero que “no me den plantones”. “Es un fin deseable controlar el virus, pero un Gobierno no se puede imponer nunca por encima de los derechos constitucionalmente reconocidos”, ha añadido, haciendo referencia al Estado de derecho “al que atacan continuamente”. “Pasar a un régimen Sanchista, eso es lo que estáis haciendo”, ha transmitido a la izquierda.

También han salido adelante otras propuestas como la de instar al Gobierno de España a elaborar un marco normativo común para todas las comunidades autónomas, incluyendo aquellas medidas que sean necesarias para minimizar los contagios; pedir al Gobierno de Aragón regular las condiciones de calidad del aire que deben cumplir los establecimientos hosteleros para poder llevar a cabo su apertura con garantías sanitarias; solicitar a la DGA intensificar las campañas de información sobre la vacunación frente al Covid, así como acelerar al máximo posible la campaña de vacunación de los menores entre 5 y 11 años.

Print Friendly, PDF & Email