Ni tortugas, ni iguanas, ni peces: esta Navidad que los regalos no sean un animal exótico

El Acuario de Zaragoza y el Ayuntamiento de la ciudad han impulsado la iniciativa "Un animal no es un juguete"

Aunque las tortugas puedan parecer entrañables y haya a quien la idea de tener una iguana en casa le parezca exótica y emocionante, lo cierto es que estos animales crecen y sus dimensiones y condición natural hace complicado el poder tenerlos de mascota doméstica. Esto provoca que algunas familias los abandonen en ríos u otros espacios naturales en los que la biodiversidad se altera con su presencia. Por ello, el Acuario de Zaragoza y el Ayuntamiento de la ciudad han impulsado la iniciativa «Un animal no es un juguete» para sensibilizar a la población sobre la adquisición responsable de mascotas y promover la adopción frente a la compra en estas fechas.

Cada año llegan al Acuario de Zaragoza entre 120 y 125 tortugas de Florida. «Son especies que se compran en cualquier establecimiento por muy poco dinero, de manera casi compulsiva y cuando crecen la tortuga pasa a ser un problema, el niño y el papá no se comprometen y la liberan o bien en un jardín o bien en el río Ebro… Además de ser una situación muy mala para el animal porque suelen morir en la mayoría de las veces también lo es para nuestro galápago europeo y para otras especies, ya que la tortuga de Florida es invasora», ha reconocido Javier González, director técnico del Acuario de Zaragoza.

En el Acuario de Zaragoza miman, alimentan y cuidan a esas especies hasta que estas son adoptadas, trámite que gestiona el Centro Municipal de Protección Animal. De esta manera, otros anfibios, reptiles y animales exóticos que son rescatados de los lugares más extraños y sorprendentes se quedan en sus instalaciones hasta que son derivados a otros lugares. Por ejemplo, un lagarto calote es ahora mimado por los técnicos del Acuario de Zaragoza tras ser encontrado hace apenas unos días en un avión de mercancías procedente de la India.

Ahora mismo, el CMPA alberga unas seis mil especies que esperan a ser trasladadas a zoos o acuarios de otros puntos de España y Europa. «Queremos promover la adopción frente a la compra en estos periodos navideños en los que las mascotas suelen ser un regalo habitual», ha asegurado el consejero de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza, Javier Rodrigo.

«Desde el Acuario de Zaragoza queremos recordar que los animales exóticos conllevan una gran responsabilidad. Han llegado a venir personas que tenían animales como iguanas e incluso una pitón de dos metros. Son animales que no están hechos para estar en casa y que cuando crecen suelen ser un estorbo», ha asegurado el director del Acuario.

Print Friendly, PDF & Email