El Ayuntamiento de Zaragoza será más estricto con los veladores a partir del 1 de enero

La Comisión de Seguimiento de la Ordenanza de Veladores ha tenido lugar en el Ayuntamiento de Zaragoza

La comisión de seguimiento sobre la Ordenanza de Veladores, celebrada este lunes, ha constatado un notable número de incumplimientos de la normativa que deberán ser subsanados a partir del mes de enero.

La responsable de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha recordado que las licencias en vigor habían sido otorgadas con arreglo a la Ordenanza vigente el 1 de enero de 2021. Aunque la aplicación de la actual tenía técnicamente entrada en vigor tras su publicación, se ha sido “generoso” y se ha dado “un margen de tiempo más que suficiente para que todos los hosteleros puedan conocer la nueva normativa y adaptarse a su aplicación”.

La situación vivida con la pandemia del Covid, que limitó en muchos momentos la capacidad potencial de las terrazas, ha sido también un factor a tener en cuenta en este período en el que, por otra parte, se han dado facilidades para que muchos bares y restaurantes puedan disponer de terrazas en calzada, espacios donde hasta ahora no estaban reguladas.

Desde el Ayuntamiento han informado que este período de “adaptación” se ha aprovechado para la realización de visitas informativas a cargo de la Unidad de Inspección de la Oficina de Gestión del Espacio Público del Ayuntamiento.

Los locales y terrazas visitados, 436 hasta la fecha, han sido avisados de los incumplimientos detectados y han recibido información adicional sobre el contenido de la Ordenanza y respuesta a las dudas que pudieran generarse en su aplicación.

Incorrecciones más habituales

Las incorrecciones más habituales tienen que ver con el número de veladores (superior al autorizado) o a la superficie ocupada (también sobrepasando los límites de la licencia e incluso terrenos colindantes ajenos a la misma). Asimismo, se han detectado irregularidades en el uso publicitario de terrazas o en el incumplimiento de los criterios estéticos exigidos por la normativa.
En otro ámbito, resulta llamativo el alto porcentaje de locales que no disponen de la documentación técnica exigida que certifique la correcta instalación de plataformas en calzada o cubrimientos, así como la acreditación de la licencia y su exhibición en un lugar visible, que también es obligatorio a partir de ahora.

Chueca ha vuelto a recordar que, ante la situación sanitaria desencadenada hace ya casi dos años, «desde el Gobierno se ha intentado colaborar con el sector de la hostelería, uno de los más castigados por la pandemia, del que dependen a alrededor de 20.000 puestos de trabajo». Ese apoyo, que ha contado también con distintas medidas fiscales, ha tenido en la regulación de los veladores su elemento más determinante. «La actividad al aire libre se ha demostrado como la más segura, siempre y cuando se respeten las normas sanitarias. La posibilidad de ampliar las terrazas o incluso de disponer de ellas cuando antes no era factible ha salvado del cierre a numerosos locales de Zaragoza».

Sin embargo, explican desde el Ayuntamientos, estas facilidades para la actividad económica deben conciliarse con el derecho al descanso y a la accesibilidad, aspectos en los que la nueva Ordenanza incide de manera específica. Así, por ejemplo, los horarios nocturnos de apertura fueron modificados, limitándose a las 12 de la noche de lunes a jueves (ahora está fijado a la 1.00) y a la 1.30 los viernes, sábados y víspera de festivos (actualmente se permite hasta las 2.00 horas). En los barrios rurales se limita media hora la apertura en fines de semana, de las 3.00 a las 2.30 horas.

Estos nuevos horarios se han ido aplicando este año, en todo caso, adaptándose las limitaciones dispuestas por el Gobierno de Aragón en las diferentes fases de evolución de la actual crisis sanitaria.

Control de ruidos y garantías de accesibilidad

Con la nueva Ordenanza, las terrazas con más de 25 metros cuadrados de superficie deberán disponer de un sonómetro, para medir el nivel de ruido. Así, los propios hosteleros podrán comprobar que no rebasan los niveles máximos autorizados o adoptar las medidas necesarias para limitar las molestias a los vecinos.

Otro de los aspectos que se abordó de manera concreta en los trabajos previos a la redacción final de la Ordenanza es el de la accesibilidad. Se ha tenido especial cuidado para cumplir con la normativa actual y las previsibles modificaciones anunciadas en esta materia. La intención del Gobierno ha sido, en todo caso, que la Ordenanza sea plenamente respetuosa con las diferentes necesidades y ofrecer su colaboración a los colectivos especializados.

La disposición de las terrazas deberá mantener un paso peatonal continuo en línea recta de 1,80 metros de anchura a lo largo de la vía y, además, cuando la acera tenga una anchura libre superior a cuatro metros, deberá quedar para el tránsito peatonal, la mitad de la anchura de la acera. En las plazas, al menos el 40% del espacio disponible deberá estar libre para uso peatonal.

Plataformas en calzada y criterios estéticos

Respecto a las plataformas de veladores en calzada, la ordenanza establece que en ningún caso su colocación podrá suponer la supresión de más de una tercera parte de las plazas de estacionamiento disponibles en el correspondiente polígono de tráfico. La necesaria reserva de plazas para personas con discapacidad será en todo caso prioritaria.

La nueva Ordenanza regula la definición y características técnicas y estéticas que deberán tener las terrazas protegidas y las terrazas integradas. Como se recordará, estos requerimientos -junto a los criterios para la instalación de plataformas en calzada- ya fueron definidos previamente a través de una Instrucción específica. Con ella se consiguió agilizar la implantación de estas novedades, dada la necesidad de recuperar lo antes posible la actividad del sector hostelero. En este caso concreto, hay una moratoria hasta finales de 2022 para hacer todas las adaptaciones estéticas requeridas.

Respecto a la instalación de calefactores, únicamente se permite la colocación de calefactores eléctricos o de los que funcionan utilizando como fuente de energía pellets, biocombustibles u otras formas de energías alternativas y renovables. No obstante, si el desarrollo técnico crea aparatos que utilicen otras fuentes de energías alternativas y renovables, podrá autorizarse su instalación por acuerdo del órgano municipal competente.

Mayores exigencias en materia de incumplimientos o falta de limpieza

Finalmente, la normativa contempla, dentro de su régimen sancionador, la posibilidad de revocación de la licencia bajo determinadas circunstancias y, específicamente, cuando se acredite una inobservancia habitual de las condiciones esenciales de la misma.

Los titulares de las licencias deben asegurar el mantenimiento de las terrazas y cada uno de los elementos que las componen en las debidas condiciones de limpieza. La zona ocupada por la terraza deberá mantenerse en permanente estado de limpieza, correspondiendo a ellos la limpieza de la superficie ocupada.

Además, a fin de prevenir que los clientes arrojen colillas u otros residuos al suelo, deben dotarse a todas las mesas de recipientes adecuados para el depósito de los residuos que se generen.

Asimismo, en la evacuación de los residuos se deberán seguir todas las prescripciones derivadas de la Ordenanza de limpieza pública, normas del servicio y demás de obligado cumplimiento, en especial las relativas a los horarios y a la obligación de depositarlos dentro de los contenedores correspondientes en función de las respectivas recogidas separadas.

En este sentido, la Policía Local continúa con su campaña de vigilancia y control sobre el buen uso general de los contenedores y las áreas de aportación, sobre todo en zonas comerciales y de hostelería. Desde julio se han presentado 186 denuncias.

Print Friendly, PDF & Email