El Huesca se congela bajo la niebla ante el colista Alcorcón (0-0)

La niebla fue protagonista del partido en El Alcoraz. Foto: @SDHuesca

Paso atrás de la S. D. Huesca en su aspiración de ascender en la tabla. El equipo azulgrana no ha podido pasar del 0-0 ante el Alcorcón, colista de Segunda División con apenas diez puntos en toda la primera vuelta, en un partido frío, con muy pocas ocasiones y en el que el cuadro de Xisco Muñoz nunca supo imponer el ritmo de juego. Un empata a nada que deja a los altoaragoneses con 27 puntos antes de Navidad, un bagaje insuficiente para un equipo que por presupuesto y aspiraciones debía estar ocupar puestos más altos.

Xisco Muñoz apostaba por volver a retrasar a Cristian Salvador a la defensa ante la baja por sanción de Ignasi Miquel, sin contar todavía con Ínsua, e introducía a Mikel Rico en el centro del campo y Gaich en la delantera. Bajo una densa niebla que dificultaba mucho la visión, el Alcorcón comenzó el partido más activo, forzando la amarilla a Ratiu y con un disparo de Marc Gual y balones laterales que no crearon peligro sobre la meta de Andrés Fernández.

Respondía Marc Mateu a los primeros minutos del Alcorcón con uno de sus siempre peligrosos centros al área que tuvo que enviar David Fernández a córner. La primera gran oportunidad para el Huesca llegó al cuarto de hora, con una recuperación de Joaquín, que avanzó hasta la frontal del área y probó el zurdazo raso ajustada al palo, pero José Suárez le adivinó las intenciones. En la otra área, Juan Hernández obligó a Andrés a enviar a córner un disparo que se acabaría envenenando.

Poco a poco, el Huesca fue haciéndose con el balón y frenando la intensidad inicial del Alcorcón, que fue retrasando metros conforme pasaban los minutos, pero sin rechazar algún intento de contragolpe. Juanma Bravo tuvo una buena oportunidad para los madrileños con un duro disparo de volea desde la frontal que atrapó Andrés. Respondía Joaquín con otro lanzamiento desde la frontal que blocó el portero visitante.

Segunda parte

La segunda parte comenzó sin cambios en ninguno de los dos equipos y con polémica, con un posible penalti a favor del Alcorcón por un agarrón de Pulido que el colegiado García Verdura no estimó como punible. Lo volvió a intentar el cuadro madrileño con una llegada desde la banda derecha que terminó Marc Gual con un duro disparo, pero la jugada terminó invalidada por fuera de juego previo.

La fortuna volvió a sonreír de nuevo al Huesca, que se libró de quedarse con diez si el árbitro le hubiera mostrado una segunda amarilla a Ratiu, que se jugó la expulsión en una plancha innecesaria en el centro del campo. A la contra lo intentaron los azulgranas con un disparo de Nwakali desde la frontal, que en el inicio de la jugada propinó un fuerte codazo a Moyano que no vio García Verdura, y otro lanzamiento más lejano que no cogió portería.

El técnico del Huesca movió a su equipo con la entrada del joven Manu Rico en el lateral zurdo, pasando a Florien Miguel al centro de la zaga, cuando quizás el partido pedía más energía nueva en el centro del campo y en la delantera. Diez minutos después, en los que no pasó nada, Xisco introdujo a Pitta en la punta del ataque en lugar de un desaparecido Gaich.

El partido entraba en los diez últimos minutos sin demasiadas expectativas de abrir el marcador y encaminado sin frenos hacia el 0-0. Trató de reconducirlo Isidro Pitta en su primera aparición, pero estrelló el balón en el larguero, y en otro intento cruzado que detuvo el portero. No pudo ser y el Huesca firmó un empate a nada que le deja en mitad de la nada en la clasificación.

Print Friendly, PDF & Email