Luis García: “La “C” de C´Alial significa control, certificación y calidad alimentaria”

Luis García es el presidente de la Asociación para el Desarrollo y Fomento de los Productos de Calidad Alimentaria

El sello C’Alial es una de las grandes bazas de la industria alimentaria aragonesa para defender y expandir por todo el país sus productos. Un sinónimo de “control, certificación y calidad alimentaria” con el que los productores quieren llegar a los puntos de venta y adentrarse en los menús de Navidad, tal y como expone el presidente de la Asociación para el Desarrollo y Fomento de los Productos de Calidad Alimentaria, Luis García.

Pregunta.- ¿Qué es C´Alial?
Respuesta.- Nace para defender a los pequeños productores del territorio que no se pueden acoger a ninguna denominación de origen o indicación geográfica protegida. Son pequeños productores muy ligados al medio rural y el sello C´Alial quiere defender la calidad de sus alimentos para llevarla al mercado.

P.- El próximo año cumplen 25 años. ¿Qué tienen en mente para celebrarlo?
R.- Me gustaría que, con el apoyo que estamos recibiendo de parte del Gobierno de Aragón, pudiéramos llegar a la mayor parte de los lineales de las grandes superficies. Así tendríamos mayor afluencia de productores y crecer en productos y que sea una marca representativa. Nuestra ambición es llegar a todos los hogares de Aragón, pero también a otros territorios.

P.- ¿Cuántos productos tienen este sello?
R.- Tenemos un listado de productos bastante amplio, pero no tenemos productores que los lleven a cabo. Cada producto va regido por unas normas de control y un pliego de condiciones y hay productores que se han jubilado o han dejado de hacer su producto, aunque se puede volver a hacer. Estaríamos en torno a 35 o 40 productores, pero con la intención de seguir creciendo.

Unos 35 o 40 productores cuentan con el sello C´Alial

P.- Pasaron unos momentos difíciles en 2008 por las exigencias de la UE
R.- Fue un año complicado. Coincidió con un cambio de nuestra marca, que era C de Calidad y pasamos a C´Alial. La presencia en el punto de venta bajó bastante. Si sumamos el cambio de la marca con la crisis de 2008, nos hicieron mucho daño. Ahora estamos otra vez con ganas de salir al mercado. Queremos decir a todo el mundo que C´Alial es calidad alimentaria, y que esa “C” significa control, certificación y calidad.

P.- Pero eso ya está olvidado…
R.- Sí. Ahora mismo, entre estos 35 o 40 productores hay una gran unión. Nos gustaría intentar llegar a eventos de forma más conjunta, pero cada uno está en un territorio alejado de las grandes cadenas de producción. Tenemos que intentar echar un empuje a esa comercialización.

P.- ¿Cómo miran al futuro?
R.- Con ganas e ilusión. Estamos convencidos de que el consumidor valora cada día más los productos de calidad, que le dan salud en su alimentación, y C´Alial tiene todos sus alimentos dentro de los parámetros de la calidad.

P.- ¿Qué tiene que cumplir un producto para tener el sello C´Alial?
R.- Hay varios productos y cada uno tiene unas normas. Queremos que si uno hace, por ejemplo, longaniza, siempre sea similar, para que cuando un consumidor pruebe una longaniza bajo el sello C´Alial su sabor sea siempre similar, y no que cada productor la haga como quiera. Queremos un producto homogéneo y de calidad. Se han publicado ordenes en el BOA, con condiciones de producción, y pasamos unas auditorias de control que certifican que el producto cumple con la norma de C´Alial.

Un producto para tener el sello C´Alial tiene que ser homogéneo y de calidad

P.- En algunos casos, este sello ha sido un primer paso para tener una Denominación de Origen
R.- Hay casos concretos, como la cebolla de Fuentes, que comenzaron siendo miembros de C´Alial y hubo un crecimiento de productores, se unieron entre ellos y crearon denominaciones de origen.

P.- ¿Cree que el consumidor conoce la calidad de los productos aragoneses?
R.- Por desgracia, diría que no. Los productores aragoneses hacemos las cosas muy bien, porque la calidad del alimento es buenísima y cuando llevamos productos a otras comunidades todo el mundo nos felicita, pero hemos pecado de falta de comunicación y llevarlos al consumidor final. Ni el aragonés conoce los productos de C´Alial. Por eso debemos unirnos y llegar a todos los hogares.

P.– Ahora en Navidad es un momento óptimo para fomentar su difusión
R.- Hay cosas que es difícil luchar contra ellas, como que haya consumo de marisco en Navidad, pero, ya sea carne de vacuno, borrajas o arroz, son productos que pueden entrar perfectamente en los menús de Navidad.

P.- ¿Por dónde hay que centrar la promoción de los productos aragoneses?
R.- Como canal de difusión, la campaña de “Aragón, Alimentos Nobles” está muy bien enfocada. Debemos llegar al consumidor y eso se consigue estando presentes en el punto de venta. A nivel audiovisual, la campaña es maravillosa, pero debemos dar un empujón para que el producto llegue a cada hogar.

P.- ¿Qué no va a faltar en su cena de Navidad?
R.- La carne de vacuno es habitual, y, en dulces, la trenza de Almudévar está durante todo el año, al igual que el arroz certificado por C´Alial, que siempre está en mi cocina, con sus diferentes variedades.

Print Friendly, PDF & Email