La antigua estación de Canfranc se convertirá en un año en el primer hotel gran lujo de Aragón

El hotel tendrá 104 habitaciones y generará un centenar de puestos de trabajo

La antigua estación de Canfranc se convertirá a finales de 2022 en el primer hotel con cinco estrellas y categoría de gran lujo de Aragón. El Grupo Barceló será el gestor de estas instalaciones en los próximos 69 años y va a invertir hasta cinco millones de euros en el acondicionamiento del hotel, que tendrá 104 habitaciones y generará un centenar de puestos de trabajo.

El copresidente del grupo, Simón Pedro Barceló, se ha reunido este viernes con el consejero de Industria y responsable del área del Turismo, Arturo Aliaga, para definir las cuestiones técnicas para la categoría de gran lujo y avanzar en proyectos en el valle, que podrá ver potenciado sus atractivos turísticos, incluyendo la promoción en la próxima edición de Fitur. Ambos se han comprometido, además, que el vestíbulo del hotel sea visitable por su especial singularidad e importancia histórica.

La conversión de esta antigua estación en un hotel forma parte de los trabajos del Departamento de Vertebración del Territorio, que ha invertido hasta trece millones de euros, para adecuarla al siglo XXI y poder recuperar la conexión ferroviaria con Francia. Así, Barceló, que ya cuenta con otro hotel en Boltaña, considera que será un establecimiento “extraordinario, en una ubicación extraordinaria y en medio de una naturaleza única en el mundo”. “Se trata de nuestro proyecto más emblemático para 2022”, ha afirmado.

Cuando esté en funcionamiento, que se espera que sea en diciembre de 2022 con el deseo de inaugurarlo para el puente de la Constitución, llegará a generar un centenar de empleos directos, además de todos los puestos de trabajo indirectos que permita crear. “Seguro que en Canfranc generará una actividad adicional. La gente viene a disfrutar de la naturaleza, el comercio, la gastronomía de los Pirineos”, ha señalado Barceló.

El copresidente del Grupo Barceló ha mostrado también su deseo de contar con “mayor presencia en Aragón”, calificando como “una asignatura pendiente” su ausencia de Zaragoza. “Nos encantaría encontrar ese hotel que pudiéramos abanderar y donde pudiéramos invertir si hiciera falta. Desgraciadamente, no hay ningún proyecto concreto en estos momentos, pero nos gustaría tener mayor presencia”, ha expuesto.

Print Friendly, PDF & Email