La DGA compensará los daños por la riada que Agroseguro no llegue a cubrir

Se estima que se produzcan daños en alrededor de 12.000 a lo largo de la Ribera

La DGA ha lanzado un mensaje de tranquilidad a todos agricultores y ganaderos que han visto sus parcelas anegadas por la crecida del Ebro, ya que “donde no pueda llegar Agroseguro por razones de legalidad y normativa, llegará el Gobierno de Aragón”. Se estima que, de las 20.000 hectáreas inundables, se produzcan daños en alrededor de 12.000 a lo largo de la Ribera. Aunque no será hasta que bajen las aguas cuando se concreten las cifras, tanto de tierras perjudicadas como de la cuantía dirigida a indemnizaciones.

“Es pronto para cuantificar una cifra de daños, pero no lo es para preparar todas las medidas necesarias para hacerles frente”, ha afirmado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, este jueves tras reunirse con Agroseguro. “Quiero quitarles la incertidumbre de que los daños los van a ver compensados”, se ha comprometido Olona, quien ha asegurado que desde el Gobierno “estamos trabajando ya” en ello.

Una de las estrategias que han seguido en la gestión de la avenida, según ha explicado el consejero, ha sido “considerar la llanura de inundación como tal” con la finalidad de laminar la riada. Esa acción la han complementado con el “imprescindible” papel que han jugado los embalses en dicha laminación. Esto, sumado a las actuaciones que se han realizado durante los años de atrás, ha permitido minimizar los efectos sobre los núcleos urbanos, “que creo que es la buena noticia”, ha expresado Olona.

Respecto a esta estrategia, en el Gobierno autonómico “vamos a ser absolutamente coherentes”, ya que sería “injusto” que, habiendo utilizado y dispuesto de las tierras de cultivo con esta finalidad de laminación, ahora “pretendiésemos que el esfuerzo económico recayese exclusivamente sobre el bolsillo de los agricultores y ganaderos. Esto no va a ocurrir de ninguna manera”, ha subrayado Joaquín Olona.

El consejero también se ha referido a la efectividad de los trabajos de limpieza llevados a cabo por el Departamento y ha mostrado su intención de seguir intensificándolos. En este sentido, el Instituto Aragonés del Agua puso en marcha una convocatoria de subvenciones dirigida a las entidades locales ubicadas en zonas de alto riesgo de inundación para la realización de actuaciones preventivas.

El seguro agrario, una herramienta «fundamental»

Por eso, el seguro agrario es la herramienta “fundamental”. En Agroseguro han recibido ya 400 hectáreas de reclamación, que serán más conforme vayan bajando las aguas y los agricultores y ganaderos puedan acercarse a revisar sus parcelas. El tiempo que va a permanecer el agua en las hectáreas anegadas “será fundamental para determinar los daños que se produzcan”, ha explicado el director territorial de Agroseguro en Aragón, Juan Cruzán.

Y aunque garantizan la compensación económica por los destrozos ocasionados por la crecida del Ebro, las ayudas tardarán en llegar. Esto es así porque primero tienen que cuantificarse los daños y después se llevará a cabo el correspondiente peritaje de las tierras.

Una vez se reclaman las pérdidas, se tiene que desplazar hasta el lugar afectado un técnico de Agroseguro para realizar las correspondientes valoraciones. Una vez estén hechas, hará la propuesta de indemnización dependiendo del tipo de cultivo. Por último, Agroseguro abonará la cantidad correspondiente a cada damnificado.

“El seguro agrario cubre la inundación en todas sus líneas. En ese sentido, queremos mandar un mensaje de tranquilidad a los agricultores y ganaderos”, ha resaltado Juan Cruzán.

Print Friendly, PDF & Email