Vicente Paúl, ganadero de Juslibol afectado por la crecida del Ebro: «No nos recuperaremos fácil»

La crecida ha obligado a desalojar a 200 personas y 550 animales

Tras el paso del pico de la crecida del río Ebro por Zaragoza, los vecinos de los barrios rurales y las localidades afectadas valoran ahora los posibles daños que habría ocasionado esta avenida extraordinario. En total, la crecida ha obligado a desalojar a 200 personas y 550 animales, y anegado más de 3.200 hectáreas solo en la capital aragonesa. Además, desde que el pasado viernes se pusiese en marcha el denominado Plan Municipal de Emergencias, los Bomberos de Zaragoza habrían realizado cerca de 500 intervenciones e inspecciones al respecto.

«En estos momentos las fincas están al 90% todas ocupadas por el agua y la explotación ganadera total. Es muy fuerte, hay seguros, esperemos que se comporten porque en el 2018 para nosotros fue una ridiculez. Ahora no sé lo que ocurrirá. Otros años han estado en torno a los 100.000 euros. No sabemos cómo podremos recuperarnos, al menos yo, con los precios que tienen los productos agrícolas y ganaderos», ha explicado Vicente Paúl, uno de los ganaderos afectados en la zona de Juslibol que, anticipándose al pico de la crecida, evacuó a sus 250 terneros a otra finca.

Pese a que finalmente el río pasó en su pico máximo con un caudal de 2.100 metros cúbicos por segundo y 5,5 metros de altura, menos de lo previsto en un primer momento por la Confederación Hidrográfica del Ebro, durante las horas más críticas, el operativo de emergencias controló la situación y no se produjeron afecciones importantes a la ciudad, aseguran, «debido a la antelación con la que se han adoptado las medidas por parte del Ayuntamiento, que activó el plan municipal de emergencias el pasado viernes en previsión de lo que podría ocurrir».

No obstante, aunque la situación esté controlada, el Ayuntamiento apela a la prudencia y la responsabilidad de los vecinos tal y como han hecho hasta ahora, y pide respetar las zonas balizadas, para garantizar en todo momento la seguridad, ya que el caudal del río sigue siendo muy alto. Además, como suele ocurrir en estas situación, se espera que aumente el nivel freático del agua, ya que este avanza más lento que el caudal del río por lo que se espera que crezca en las próximas horas.

Por el momento, lo que todavía no se puede saber es cuando podrán comenzar los Bomberos y demás cuerpos a achicar agua en las inmediaciones de las zonas más afectados como es el caso de algunas viviendas en Juslibol. Allí el agua habría entrado en varias casas y hasta que no baje el nivel del río los trabajos no podrían comenzar. Sí lo harán en 20 garajes aproximadamente de la margen izquierda de la ciudad a partir de este jueves.

«Cuando se inunda un garaje por filtración, dentro y fuera del edificio está el mismo nivel de agua. Si nosotros achicásemos dentro del garaje haríamos una piscina invertida en la que el agua estaría fuera y empujar podría afectar a la estabilidad del edificio. Por tanto, hay que esperar a que el nivel freático baje y, una vez ocurra, hay que sacar el agua al mismo tiempo que baja», ha apuntado el jefe de servicio de Bomberos de Zaragoza.

Zonas de emergencia tras las inundaciones

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, anunció esta misma semana que el Consejo de Ministros declarará esta semana como zonas de emergencia todas aquellas localidades que se han visto afectadas por la borrasca Barra. Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se ha pronunciado esta mañana al respecto y ha asegurado que «gracias a la coordinación de servicios», tal y como ya se hizo durante Filomena, «se han podido prever muchas de las afecciones» y espera que Zaragoza también se incluya dentro de la lista de municipios afectados.

«Yo creo que una cosa es que Pedro Sánchez no venga a visitarnos y otra es que no nos incluya en la declaración de zona catastrófica. Imagino que los zaragozanos no quedarán fuera de las posibles indemnizaciones. En Juslibol, por ejemplo, estamos viendo viviendas y granjas afectadas exactamente igual que en otros muchos términos municipales», ha insistido Azcón.

Print Friendly, PDF & Email