Impulsar la sanidad y los servicios sociales, objetivo de las 160 enmiendas de IU al presupuesto

Sanz ha destacado la necesidad de un sistema público de cuidados que implique tanto a la administración pública como al mundo empresarial

Servicios sociales, sanidad e industria. Estas son las tres principales áreas sobre las que pivotan las 160 enmiendas que ha presentado IU Aragón al presupuesto autonómico para 2022. Del total, 122 van destinadas a modificar el gasto con un valor de 33,9 millones de euros, mientras que las otras 38 se dedican al articulado con un impacto de alrededor de 15 millones. “Perseguimos el reforzamiento de los servicios públicos desde la gestión directa e incorporando los aprendizajes que arroja la pandemia, así como la transición y transformación hacia un modelo económico con la sostenibilidad, la vertebración y la reindustrialización en el centro”, ha explicado el coordinador general de la formación, Álvaro Sanz.

A pesar de reconocer que se trata de un debate muy complicado porque “apenas hemos tenido tiempo suficiente para digerir las cuentas”, el diputado ha remarcado la importancia de estos presupuestos porque “estamos en un momento crucial tras la pandemia”. No obstante, ha insistido en que uno de los grandes objetivos que persigue su formación radica en concretar acuerdos “todavía no cumplidos” del Gobierno aragonés con IU.

Sistema público de cuidados 

Entre las propuestas más relevantes, Sanz ha destacado la necesidad de un sistema público de cuidados que implique tanto a la administración pública como al mundo empresarial. También aboga por el refuerzo de la red residencial de los municipios, la mejora de la ayuda a domicilio o la recuperación de las políticas de cooperación. Además, ha incidido en intensificar las políticas de prevención de la pobreza, proponiendo que “ningún aragonés tenga una renta inferior a los 564,9 euros mensuales”. Tampoco ha querido dejar de lado la necesidad de progresar en los servicios públicos dentro del tejido territorial, haciendo especial hincapié en la sanidad rural y las infraestructuras educativas.

Precisamente en materia de educación se ha detenido Sanz para solicitar un incremento de becas, recursos y financiación de centros educativos, así como la orientación y tratamiento sanitarios en colegios e institutos. La cultura es otro de los ejes en este sentido, aspecto en el que el parlamentario ha resaltado el mantenimiento del tejido cultural existente, refiriéndose a la legislación sobre derechos culturales, o el impulso de la memoria democrática.

Por otro lado, Sanz ha querido manifestar su apuesta por la salud mental, además de la “necesidad de hablar sobre salud comunitaria y laboral”. En materia de ciencia y universidad, pretende incrementar de las becas salario y una mejora de las condiciones del personal técnico e investigador. Además, no deja de lado la cuestión del ferrocarril, “imprescindible para la vertebración del territorio”, así como el reforzamiento del sistema de mediación y prevención en situaciones de desahucio.

Políticas de igualdad 

En lo relativo a las políticas de igualdad, uno de los temas básicos para IU, quiere desarrollar iniciativas que fueron aprobadas el año pasado y que “todavía no se han llevado a cabo” o ayudar a facilitar el desarrollo de iniciativas propias de las mujeres. “La DGA debería habilitar un espacio en su página web con los recursos públicos existentes en materia de cuidados”, ha reclamado, antes de demandar un espacio para “visibilizar el problema de la violencia machista internacional”.

En el ámbito económico, ha vuelto a insistir en la economía social, la mejora de las condiciones laborales en el campo, la inserción laboral en términos generales o la elaboración de una estrategia aragonesa de seguridad laboral. Y es en este punto donde ha comentado la necesidad de planificar y establecer un desarrollo de las energías renovables en Aragón, fomentando además el autoconsumo. “Hay que llevar las industrias a las comarcas”, ha expuesto.

En última instancia, ha reconocido que todavía no se ha producido ninguna reunión con ningún departamento. “Mañana instalaremos la ponencia para debatir las más de 900 enmiendas de las diferentes formaciones. Hay poco tiempo, pero alcanzar acuerdos no depende de IU, sino del Ejecutivo de Lambán. Si el resultado de la negociación no nos satisface, seremos más duros a la hora de llegar a acuerdos”, ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email