El Real Zaragoza supera con claridad al Burgos para avanzar en la Copa (2-0)

Javi Ros volvió a contar con minutos en la victoria copera. Foto: Real Zaragoza

Buen triunfo del Real Zaragoza en La Romareda para superar por 2-0 al Burgos y dar un paso más en la Copa del Rey. Eguaras y Adrián pusieron los goles de un conjunto maño que fue claramente superior a su oponente, dominándolo de principio a fin. Tras cumplir en el torneo del KO, los de Juan Ignacio Martínez se centran ya en el duelo vital ante el Tenerife.

El Real Zaragoza se presentaba en el municipal con una alineación que recordaba a la vista en La Palma. Ratón en portería con línea de cuatro compuesta por Ángel López, Clemente, Lluís López y Nieto. Zapater y Eguaras dominaban el centro del campo, con Adrián, Yanis y Borja algo más volcados al ataque. Arriba, el canterano Iván Azón. Por parte del Burgos destacaba el exzaragocista Álex Alegría, así como Riki o Rober.

Apenas había pasado un minuto y medio cuando un mal pase atrás del Burgos dejaba a Azón solo ante Herrero. Sin embargo, el delantero remataba al cuerpo del arquero, que blocaba sin problemas. A continuación, Borja Sáinz por banda izquierda se marchaba de dos rivales y cuando encaraba al tercero en el área, el campo se le quedaba corto y el balón se iba por línea de fondo. La respuesta del Burgos llegaba por parte de Rober, previa dejada de Álex Alegría.

Se alcanzaba el 12 cuando una magnífica combinación entre Nieto y Borja terminaba en un centro al área que remataba con enorme mérito Azón y pegaba en el larguero. Y casi a la media hora de juego, una falta peligrosa mal botada casi termina en gol en contra, pero el centro de Alegría no encontró rematador.

La alegría que llegaría a La Romareda sería la del Real Zaragoza en el 33. Azón recibía en la frontal del área el cuero, se marchaba de dos rivales y la dejaba para que Sáinz pusiese el pase de la muerte. El esférico era rechazado por la zaga burgalesa y caía a Eguaras, que levantaba la cabeza, miraba y la ajustaba para en el fondo de la portería. Hasta el 45, a excepción de una internada visitante, tranquilo final de primera parte con los maños dominando el marcador.

Segunda mitad de dominio

Pronto llegaría el segundo para encarrilar la eliminatoria. Adrián filtraba un pase entre líneas para Borja Sáinz, conducía y se la devolvía en la frontal. El mediapunta pegaba de primeras ajustado a su lado derecho y el balón se colaba al fondo de la portería en el minuto 50. A partir de entonces, los de JIM se dedicaban a dormir el partido y la única ocasión de peligro rival hasta el 64 llegaba tras un regalo del goleador.

Los maños dominaron hasta el final del encuentro haciéndose con la posesión y llevando el cuero al campo burgalés. Sin generar demasiado peligro tras el 2-0, tampoco permitieron que el Burgos acechase la portería de Ratón. El colegiado decretó el final del duelo con un Real Zaragoza superior que se centra en el duelo vital del domingo ante el Tenerife.

Print Friendly, PDF & Email