Zaragoza suspende las actividades en el Parque Deportivo Ebro y el Parque del Agua por la crecida del río

Los servicios municipales están trabajando con 24 horas de antelación para anticiparse y minimizar las afecciones que el agua pueda ocasionar

El Ayuntamiento de Zaragoza, tras una reunión celebrada con el Centro de Coordinación de Emergencias en Bomberos, prevé que la riada que está sufriendo la capital aragonesa será peor que la ocurrida en 2015. Con una estimación de entre 2.200 y 2.500 metros cúbicos y en torno a una altura superior a los seis metros, el alcalde del Consistorio, Jorge Azcón, ha reconocido que las previsiones han empeorado “sensiblemente” y que se van a producir diferentes daños y desperfectos. Entre las medidas que se están tomando, se ha pedido tanto al Parque Deportivo Ebro como al Parque del Agua que corten sus accesos y cesen sus actividades desde esta misma tarde. En la Expo también se está en contacto con la residencia Vitalia para ofrecer cualquier colaboración que fuera necesaria.

Asimismo, se están balizando las entradas a las riberas del Ebro en zonas como Helios, Macanaz, el Parque de la Cruz Roja, el restaurante Aura o la parte baja de Vadorrey. Además, Azcón confía en que el Gobierno de Aragón suspenda durante esta semana las clases en el colegio público Jerónimo Zurita, ya que su patio quedará anegado en las próximas horas. Así pues, los servicios municipales están trabajando con 24 horas de antelación para anticiparse y minimizar las afecciones que el agua pueda ocasionar en el casco urbano de Zaragoza y en los barrios rurales.

La situación de Alfocea 

Precisamente uno de los barrios más perjudicados es Alfocea, donde la depuradora se está inundando con hasta 1.800 metros cúbicos por segundo. La carretera que conecta con Monzalbarba, rebasada por el agua, ha quedado cortada al tráfico. Este tramo, habitualmente afectado por las crecidas extraordinarias, está siendo balizado por la Unidad de Pontoneros del Ejército para que, en caso de urgencia, pudiera ser utilizado por vehículos todoterreno.

A pesar de que el caudal es menor que el alcanzado en 2015, los perjuicios están siendo mayores. Y es que hace seis años se llegó a los 2.400 metros cúbicos por segundo y una altura alrededor de los seis metros. “Se espera que la crecida dure 48 horas más. La punta está prevista para la tarde de este martes, por lo que la anticipación resulta clave a la hora de tomar decisiones”, ha manifestado el primer edil de la capital zaragozana.

Espacios de aparcamiento

En lo relacionado con los estacionamientos, el Ayuntamiento está ampliando el espacio de aparcamiento alrededor de la Estación del Norte, así como en la Azucarera y en un solar localizado entre Marqués de la Cadena y la calle Más de las Matas. Estas ubicaciones se han dispuesto temporalmente por si el nivel freático llega a afectar a garajes subterráneos particulares. De todos modos, desde la Casa Consistorial se sigue trabajando para habilitar más solares si fuera necesario.

Azcón, que ha suspendido su agenda de este martes en Madrid, ha querido enviar un mensaje de alerta y prevención solicitando “máxima prudencia” a toda la ciudadanía. “Pedimos a la gente, por muy espectacular que parezca presenciar la riada, que no entre en las áreas balizadas o en aquellas zonas que puedan entrañar cualquier tipo de peligro”, ha expresado.

En última instancia, sabedor de que las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) “cambian continuamente”, ha hecho hincapié en que “mañana sucederán sí o sí cosas en diversos lugares de la capital aragonesa”, razón por la cual se está reforzando el vínculo con los agentes de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) y los bomberos para atender cualquier otra incidencia aparte de la propia crecida del Ebro.

Print Friendly, PDF & Email