La punta de la crecida pasa Novillas superando la altura de 2015 y se acerca a Pradilla

La Guardia Civil procedió a última hora del domingo al desalojo de 55 personas residentes en la calle Pablo Herraz de Novillas. Foto: Guardia Civil

La punta de la crecida del Ebro ya ha superado Novillas y continúa su recorrido por la ribera hacia Pradilla. Durante la noche, la riada ha alcanzado su máximo nivel, incluso obligando a romper una de las motas de protección para aliviar el caudal, que a las 17.00 horas llegó a los 8,48 metros de altura, superando el récord de la crecida extraordinaria de 2015.

El nivel se empezó a estabilizar en torno a la medianoche, aunque previamente se superó la punta, y en estos momentos se ha marcado una tendencia hacia abajo. Según resalta el alcalde de Novillas, Abel Vera, la mota del pueblo, que era donde se estaban centrando todos los esfuerzos, “parece que aguanta y confiamos en que todos los vecinos puedan volver a ser realojados a lo largo del día”.

Una imagen aérea de esta localidad ha permitido establecer cálculos y conformar una estimación del porcentaje de territorio inundado. “Alrededor del 75% del término municipal se encuentra anegado, en torno a 1.500 hectáreas o incluso más”, explica el edil, que prefiere valorar la situación real una vez que disminuya el nivel de agua y se pueda entrar.

Sabedor de que “posiblemente” varias motas se hayan roto y los daños materiales sean cuantiosos porque “el nivel estuvo muy estable”, Vera espera que los vecinos retornen a sus viviendas durante este mismo lunes. Los desalojos producidos hasta ahora han sido “simplemente preventivos”, y no se ha procedido a ninguno más. Hay un retén preventivo y el grupo de drones está volando para comprobar el estado de una vaquería y una granja de ovejas aisladas por el agua.

Los bomberos de la DPZ se encuentran desplegados por los municipios de la Ribera Alta atendiendo diversas incidencias por la riada del Ebro y en retenes de prevención para responder a cualquier emergencia que se produzca. En Boquiñeni están achicando agua en la zona de la planta potabilizadora de agua y en otros puntos de la localidad. También hay sendos retenes preventivos en Pradilla de Ebro y Remolinos.

Además, está previsto que el grupo de drones se desplace a Alcalá de Ebro para vigilar la situación de la granja de terneros a la que se está ayudando desde el sábado y acuda también a Torres de Berrellén para comprobar la situación de las motas de defensa.

Print Friendly, PDF & Email