Atades inaugura su Colegio de Educación Especial San Martín de Porres con capacidad para 150 alumnos

Las autoridades han visitado el colegio nuevo

El Colegio de Educación Especial Atades-San Martín de Porres ha quedado oficialmente inaugurado este lunes después de que la situación sanitaria derivada de la pandemia impidiera que este acto se pudiera llevar a cabo el año pasado. Desde el curso escolar 2020/2021 el centro ya presta servicio a 138 alumnos de los 3 a los 21 años y es referente en educación especial.

El proyecto, cuya financiación se eleva a los 7,5 millones de euros y ha sido asumida por Atades y sus empresas donantes, pone a disposición de los alumnos y sus familias un nuevo edificio con los más avanzados recursos educativos y equipamientos y está orientado a configurarse como un ejemplo a nivel nacional.

Entre las novedades, el centro ha pasado de de los 1.598,65 m2 de edificabilidad del anterior edificio a los 5.449,35 m2 actuales. Además, el colegio prevé la puesta en marcha de nuevas aulas de 0 a 3 años e, incluso, de apartamentos para las familias que lo soliciten. «Queremos ser pioneros y tener aulas especiales para niños de 0 a 3 años y para sus familias ya que actualmente no tienen este tipo de recursos. De igual forma, estamos pendientes de que entre en funcionamiento una residencia para aquellos niños a los que en estos momentos les supone un problema tener que desplazarse cada día a Zaragoza», ha explicado el gerente de Atades, Félix Arrizabalaga.

Con el nuevo centro se mejoran los estándares de calidad de los proyectos educativos con un equipamiento innovador que responde a terapias avanzadas que mejoran la evolución diaria de los alumnos. Los accesos atienden a las necesidades de movilidad reducida y funcional de los usuarios y, además, proyecta nuevos y mejores recursos terapéuticos con una piscina cubierta climatizada, amplio a zona de psicomotricidad (gimnasio) y un aula multisensorial.

El colegio cuenta ahora también con salas de fisioterapeutas y logopedas diferenciadas para las diferentes etapas y necesidades; y está prevista la creación de plazas residenciales para escolares, y se establece la atención necesaria y personalizada a cada persona según su necesidad a través de los apoyos adecuados. Por último, también se han incorporado todas las tecnologías necesarias para potenciar su aprendizaje y habilidades a través de nuevos recursos más accesibles.

Alumnos y familias reclaman seguir mejorando aspectos del nuevo colegio

Las familias y alumnos del centro han agradecido en todo momento la colaboración y el esfuerzo mostrado tanto por Atades como por el resto de instituciones. Por eso, también han pedido seguir manteniendo ese apoyo de cara al futuro con ideas y sugerencias. «El recreo ahora es mucho más grande y podemos disfrutar mucho de él, pero sí es cierto que en los días de mucha lluvia o frío, nos gustaría tener una cortina que nos ayudase a cubrirnos. Y, en verano, como los árboles todavía son pequeños, pasamos mucho calor sin sombras. Pedimos que nos hagáis un buzón de sugerencias», ha reclamado uno de los alumnos del centro, Kevin Diáz.

Por su parte y en representación de las familias, una de las madres del colegio, Mónica Gaya, ha pedido «respeto» para que cada familia sea «libre de decidir dónde llevar a nuestros hijos», ya que necesitan que se les escuche. «Hay una corriente europea hoy en día que quiere hacer desaparecer los colegios de educación especial. Nosotros lo que pensamos es que la verdadera inclusión es que nuestros hijos sean capaces de desenvolverse con naturalidad en la sociedad. Esto solo se consigue con una educación especializada como la que se hace aquí», ha insistido.

Print Friendly, PDF & Email