Lambán asegura que los trabajos de limpieza y las motas aliviarán los daños de la crecida

Los trabajos del dispositivo activado por los Gobiernos de Aragón y de España se centran ahora en “preservar las vidas humanas y los cascos urbanos”. Foto: Guardia Civil

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado que los trabajos realizados en los últimos años en la ribera del Ebro van a ayudar a “aliviar” los daños que se produzcan en esta crecida extraordinaria del río. Las labores de limpieza del cauce y la construcción de motas ayudarán a reducir las pérdidas materiales y evitar que el agua llegue a los cascos urbanos, que, en estos momentos, es la prioridad del Ejecutivo, que, no obstante, reconoce la “imprevisibilidad” del río.

Lambán ha visitado este domingo la localidad de Novillas, que espera la punta de la crecida para la tarde de este domingo. Allí ha vuelto a reivindicar la limpieza de los cauces y de la vegetación sobrante de los ríos “hasta donde llega la legislación”. “La CHE ha hecho un magnífico trabajo en los últimos años. Hay que perseverar e insistir en esa reclamación. Por muchas limpiezas que se hagan, cada vez que venga una venida de esta naturaleza habrá problemas. Si se han hecho limpiezas, se ha eliminado vegetación, los quebrantos serán menores”, ha expuesto.

Así, los trabajos del dispositivo activado por los Gobiernos de Aragón y de España se centran ahora en “preservar las vidas humanas y los cascos urbanos”, ha afirmado Lambán, asegurando a los agricultores y ganaderos que “tendrán de su lado” a ambos ejecutivos. “Estoy muy orgulloso y contento de cómo está funcionando esa coordinación de todos los responsables políticos. La coordinación es perfecta, la anticipación a los hechos es muy eficaz, teniendo en cuenta el componente de imprevisibilidad. Lo primero es preservar los cascos urbanos e intentar por todos los medios que no se inunde ninguno”, ha señalado.

Print Friendly, PDF & Email