Nyxell, la app que pone en pie de guerra a los pubs zaragozanos contra las discotecas

Captura de pantalla de la aplicación Nyxell

La llegada de la aplicación Nyxell a Zaragoza cambió por completo el modus operandi para salir de fiesta en la ciudad. La mayor preocupación ahora no es elegir el lugar en el que echar unas copas y unos bailes con los amigos, sino decidirse pronto para conseguir unas entradas que se acaban en apenas días o incluso horas -ya no quedan, de hecho, entradas para Nochevieja en muchas discotecas-. Nyxell resuena en los oídos de los jóvenes zaragozanos, que se ha hecho con el monopolio de la fiesta nocturna en la capital aragonesa y que además está «enfrentando» a las discotecas y pubs de la ciudad. Estos últimos aseguran haber perdido hasta un 80% de su clientela por el hecho de que las entradas marcan los accesos sobre la 1 de la madrugada.

Las entradas con consumición marcan la oferta de las 17 discotecas o salas de fiesta de Zaragoza, pero todas tienen ese delimitador común: el horario ha de cumplirse. Según el establecimiento, el acceso es posible hasta las 1.00 o las 2.00 horas si el pase se ha adquirido a través de Nyxell. Una condición que genera controversia y que ha levantado el clamor entre los pubs y bares de música de la ciudad, que alertan de los efectos negativos que ese matiz tiene en sus negocios. “Al final la gente quiere quedarse más tiempo, pero los que van a los pubs no pueden entrar a las discotecas. Han puesto horarios restrictivos que hace que no tengamos hueco los del grupo hostelero 2 (bares con música y pub), porque a las 1.00 horas ya se tiene que ir a la discoteca”, indican.

“Hay un grupo de pubs y bares de música que están sufriendo muchísimo, más viniendo de la época en la que estamos, de restricciones”, advierten. Y es que los hábitos de la noche han cambiado. Ya no son maratones de copas en los bares, o trasnochar en esos locales hasta que el cuerpo aguante. Ahora, al menos hasta la llegada de la pandemia, lo más frecuente eran los botellones hasta que la entrada permitiese el acceso a la discoteca. «Yo tengo gente entre 20 y 25 años. Hay bares que tenemos clientela más afín a discotecas», indica uno de los empresarios.

La metamorfosis del ocio nocturno zaragozano está teniendo sus efectos en este sector hostelero, que ve cómo pierden clientela por no poder elegir la hora de entrada a las discotecas. «Mi bar ha sufrido bastante. Yo trabajaba muy bien los jueves y los viernes, y los que tenemos esta clientela somos los que más hemos sufrido”, expresa uno de los empresarios del sector. Esa situación lleva a “robar” consumidores a compañeros del mismo gremio, lo cual no termina siendo una solución positiva. “Esa pérdida de clientela la estoy mitigando con otro tipo de gente, pero la estoy sacando de otros bares que tenían este público. Con lo cual todo el grupo de pubs pierde. Es una pérdida global, de público del grupo 2 por una imposición del grupo 3. Los jueves y viernes nosotros pérdida total, el 80% del público lo hemos perdido”, asume uno.

«Una zona no convive sin la otra»

Los empresarios consideran que se deben unir fuerzas porque “si no hay una zona, una discoteca no funciona”. “Las discotecas funcionan más si tienen bares al lado, no convive la una sin la otra”, aseguran. Todo pasa por ampliar esos horarios o simplemente eliminarlos. “Queremos que sigan las discotecas pero que nos quede nuestra franja de horario para poder trabajar. Queremos que sigan, pero no de esta manera porque van a acabar con nosotros, tiene que haber una convivencia”, exponen.

Y es que, aunque esté en el ojo del huracán, Nyxell no tiene la culpa. Quizás como herramienta, pero no como responsable del conflicto surgido estos últimos años. “Hablé con el responsable de la aplicación y le expliqué este problema. Él me dijo que se debe a sus clientes, lo que los clientes le dicen, porque actúan como pasarela de pago. Es responsabilidad total de los clientes, de las discotecas. Nyxell ha causado esto como herramienta, pero no tiene la culpa. Incluso él les ha hecho ver que no es bueno, porque es consciente de la problemática”, explica uno de los empresarios de este sector.

Búsqueda de soluciones

Los dueños de los bares de música y pubs de Zaragoza (unos 400 locales de este tipo en la ciudad) ya trabajan en encontrar soluciones para arreglar el desaguisado en que se ha convertido el ocio nocturno de la ciudad. Por el momento, según indican, no hay visos de ayuda por parte de la asociación de discotecas, quienes “están haciendo más caja que nunca” y a quienes les «da igual» el problema.

Por ello, llevan idea de crear un comité o asociación para “tener voz” y poder concertar una reunión próximamente, bien con el Ayuntamiento de Zaragoza o el Gobierno de Aragón, en la que abordar los horarios de estos establecimientos, con la mira puesta en luchar por un trabajo “en igualdad de condiciones”.

Print Friendly, PDF & Email