La SD Huesca rescata un punto a la heroica

La Sociedad Deportiva Huesca rescató un valioso punto en el tramo final del encuentro

La Sociedad Deportiva Huesca rescató un valioso punto en el tramo final del encuentro correspondiente a la 20ª jornada de LaLiga SmartBank contra el Real Sporting de Gijón. Con un hombre menos por la injusta expulsión de Ignasi Miquel por doble amarilla, los oscenses sacaron en El Molinón la casta y la lucha para hacer la igualada con 10 hombres en los últimos compases por medio de Seoane (1-1). Un Huesca que suma ya 6 partidos consecutivos sin conocer la derrota, demostrando una mejor versión en las últimas jornadas. Ahora, toca la Copa del Rey.

Dos dinámicas a priori opuestas se cruzaban en El Molinón. Pero la igualada LaLiga Smartbank poco entiende de trayectorias, y así se demostró ya desde los primeros compases. Los locales salieron a la cancha con la clara voluntad de romper su mala racha de resultados y conseguir, por fin, el triunfo, exigiendo a la defensa azulgrana -de color azul turquesa esta vez- desde el arranque del partido. Joaquín Muñoz fue la novedad en el once de Xisco Muñoz, como principal referencia ofensiva en el ataque de la SD Huesca. Y la búsqueda del malagueño fue el objetivo del equipo, que bastante impreciso, le costó mucho encontrarlo. Con ello, el Sporting se mostró más incisivo, obligando a Andrés a estirarse en varias ocasiones para sostener el 0-0 con el que se llegó al descanso.

Quiso el técnico de la SD Huesca movilizar el ataque apenas cinco minutos después de la reanudación, con la salida de Gaich. Pero cuando el argentino ya esperaba en la banda para ingresar al campo, llegó el mazazo en forma de golazo de Pedro Díaz, con un potente disparo ajustado al palo desde fuera del área. Al conjunto altoaragonés le tocaba remar en contra con todavía toda la segunda parte por disputarse.

Con el marcador en contra y uno menos sobre el campo por la injusta segunda amarilla a Ignasi Miquel en el 74′, parecía que el Molinón ya había dictado sentencia, pero el espíritu del ‘No Reblar’ impulsó al equipo en forma de gran golazo a la contra. Nwakali interceptó un balón que le puso al espacio a Joaquín, que tras conducir y deshacerse de los defensas, centró a la entrada de Seoane al corazón del área, para empatar el encuentro. Llegaban instantes de locura, con unos últimos minutos muy abiertos en los que cualquiera de ambas escuadras podría haberse llevado la victoria. Andrés Fernández tuvo que emplearse a fondo para evitar otro gol de Díaz, pero ya al filo del pitido final Joaquín buscó un rematador en el corazón del área donde casi llega el segundo azulgrana. Al final, un punto. Todo un puntazo.

Print Friendly, PDF & Email