La «Black Reality» del comercio: menos empleo y 50 días de cargas de trabajo «extremas»

El sector todavía cuenta con 3.784 trabajadores menos que hace dos años

El sector del comercio vive cada final de año una de sus grandes épocas, con las campañas de Navidad como gran reclamo para incentivar las ventas. Pero también esconde otra realidad, una “Black Reality” para sus trabajadores, que se enfrentan a “50 días de trabajo exhaustivo”, con “jornadas extenuantes” y “cargas de trabajo extremas” desde el Black Friday a la primera quincena de enero, donde se concentran el máximo número de festivos con apertura autorizada.

Así lo ha denunciado este viernes la Federación de Servicios de CCOO, que ha expuesto que el sector todavía cuenta con 3.784 trabajadores menos que hace dos años, con un aumento de la parcialidad hasta situarse en el 25%, siendo especialmente dañina entre las mujeres. “Vivimos en una sociedad donde sigue sin existir corresponsabilidad en el cuidado de las familias y mayores. Esto hace que las mujeres tengan un empleo más precario y parcial y tengan que renunciar a salario para atender a hijos o mayores”, ha señalado la secretaria general de esta federación, Marta Laiglesia.

Del mismo modo, desde CCOO lamentan que el comercio haya pasado de ser “esencial” a convertirse en “invisibles”, con las condiciones laborales congeladas y convenios colectivos bloqueados. “Contra lo que pueda pensarse, el volumen de contratación extra en este periodo es absolutamente marginal. Las cargas de trabajo, prolongaciones de jornada o apertura en domingo y festivos no crea más empleo. A los trabajadores se les hace trabajar más horas”, ha afirmado Laiglesia.

En este sentido, la reducción de la apertura del comercio en festivos continúa siendo una batalla a la que el sindicato no renuncia, insistiendo en que “autorizados no significa que estén obligados a abrir”. Así, han pedido el apoyo de trabajadores y clientes para que sean “lo menos lesivos posibles”. “Si se debe abrir un domingo, que sea creando empleo de calidad, con condiciones dignas, y que se retribuya a precio de domingo”, ha incidido Laiglesia.

Ante este panorama, CCOO ha planteado un decálogo de medidas para el sector, empezando por el “cumplimiento de la normativa laboral y mercantil”, especialmente en horarios, y una estabilidad laboral, pasando por la “contratación de refuerzo” en campañas como la Navidad, hasta “caminar hacia la reivindicación de un salario mínimo de 1.200 euros”. “Necesitamos un empleo de calidad para dar un servicio de calidad”, ha resumido la secretaria general de la Federación de Servicios.

Print Friendly, PDF & Email