Zaragoza prepara una zona de bajas emisiones para 2023: vetará a los vehículos más contaminantes

La zona de bajas emisiones restringirá el tráfico a los vehículos más contaminantes

Todavía se desconoce cuántos metros cuadrados tendrá la zona de bajas emisiones de Zaragoza, o si irá más allá del Casco Histórico y acotará parte del distrito Centro. Pese a no estar definido el proyecto, el Ayuntamiento de Zaragoza ha comenzado hoy a trabajar para regular la implantación de estas áreas con tráfico restringido, que tendrán que empezar a aplicarse en 2023 por ley.

La implantación de esta zona de bajas emisiones, que vetará la circulación a los vehículos más contaminantes, se hará de forma gradual para que la ciudadanía vaya adaptándose. También habrá un “periodo informativo largo” antes de que comiencen las sanciones para los infractores, ha explicado la responsable de Servicios Públicos, Natalia Chueca.

A su juicio, supondrá un cambio en el sistema de movilidad que mejorará el tráfico y la salud de los habitantes. Además, ha recalcado que la capital aragonesa tiene “muy buena situación de partida”, dado que la calidad del aire cumple con todos los indicadores que marca la legislación vigente.

Reunión con 32 entidades y la DGT

Desde el equipo de gobierno, formado por Partido Popular y Ciudadanos, quieren que el proceso para empezar a trabajar en esa zona de bajas emisiones sea participativo. Por ello, representantes del Gobierno de Zaragoza se han reunido este jueves con unas 32 entidades sociales y colectivos vecinales de la ciudad para escuchar y para analizar los planes municipales en esta cuestión. Entre ellos, han estado presentes miembros de la Dirección General de Tráfico tanto a nivel nacional como provincial, que han explicado ejemplos de otras ciudades donde ya se han implantado.

“Queremos que el proceso sea muy transparente y les hemos citado tanto para informarles como para escucharles”, ha indicado Chueca, que ha añadido que el proyecto quedará regulado en una nueva ordenanza y seguirá las recomendaciones que da el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Chueca ha insistido en que quiere que todo el mundo pueda entender desde el principio cuáles son los requisitos que se van a establecer y cómo se va a ir integrando esta zona dentro de lo que es el conjunto de la ciudad.

“No es una zona donde no pueden entrar los vehículos, es una zona donde solo pueden entrar los vehículos permitidos con bajas emisiones. Estarán excluidos aquellos que estén sin etiquetar y que son vehículos con una antigüedad de más de 20 años”, ha explicado.

Respecto a las zonas que se acotarán, Chueca ha asegurado que son datos del proyecto que todavía están sin definir y que, por ello, va a escuchar a las entidades y colectivos para terminar de concretarlo en un futuro.

Print Friendly, PDF & Email