El precio del alquiler en Aragón cae casi un 2% frente al año pasado

Aragón fue la séptima autonomía con la mensualidad más cara

Según el informe mensual de precios de alquiler de pisos.com, el piso tipo de alquiler en Aragón registró en noviembre de 2021 un precio medio de 8,23 euros por metro cuadrado, lo que supuso un ascenso mensual de 0,86%, el cuarto más leve del país. Respecto a noviembre de 2020, el recorte fue del -1,89%.

Aragón fue la séptima autonomía con la mensualidad más cara, por detrás de Madrid (12,65 euros por metro cuadrado), entre otras. Por su parte, el piso tipo de alquiler en España tuvo en noviembre de 2021 un precio medio por metro cuadrado de 9,91 euros. Esta cifra arrojó una subida mensual del 0,41%. En la comparativa interanual, cayó un -0,08%.

Todas las provincias aragonesas subieron en el último mes. Teruel (1,26%) fue la provincia de la región que más subió frente a octubre. De un año a otro, Huesca (7,50%) fue la octava provincia española que más creció. Teruel (1,22%) arrojó un ascenso intermedio, mientras que Zaragoza (-3,82%) registró una caída moderada. Con 7,07 euros por metro cuadrado en noviembre de 2021, Zaragoza fue la provincia aragonesa más cara para los inquilinos de la región. Teruel (4,01 euros por metro cuadrado) se posicionó como la séptima provincia más asequible de España.

En cuanto a las capitales aragonesas, Teruel (2,94%) fue la quinta que más creció de España. Zaragoza (0,24%) registró el cuarto menor repunte nacional y Huesca (-2,99%) fue la octava que más bajó del país. Interanualmente, Huesca (6,97%) fue la octava en el ranking de mayores incrementos del país. Teruel (2,54%) contuvo su incremento y Zaragoza (-3,47%) se ajustó de forma intermedia. En el apartado de rentas medias mensuales, Zaragoza (8,98 euros por metro cuadrado) fue la capital de provincia más cara de Aragón. Teruel (5,95 euros por metro cuadrado) se posicionó como la cuarta más asequible del país.

Los ajustes siguen dominando el mercado del alquiler. Según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, “el poder de autorregulación del arrendamiento ha quedado demostrado, aunque quizá no en la medida del poder adquisitivo de las familias”. En este sentido, el experto ha señalado que la inflación, en su nivel más alto desde septiembre de 1992, podría hacer que las rentas cambiaran su signo: “Los contratos referenciados al IPC a los que les toque ser renovados, podrían subir la mensualidad a los inquilinos, justo en un momento en el que la demanda tiene más dificultades para llegar a fin de mes debido al encarecimiento general de bienes y servicios, sobre todo, de la energía y de la alimentación”, ha revelado Font.

Por otro lado, la subida del precio de la vivienda en venta podría favorecer el repunte de las rentas, dado que “es el camino que podrían tomar los que ahora están comprando con la intención de poner esa propiedad en alquiler. De este modo, blindarían la rentabilidad del activo”, ha comentado el directivo. En cualquier caso, Font manifiesta que “muchos propietarios preferirán mantener el precio a subirlo si el inquilino que habita la vivienda es un pagador puntual, ya que al temor a no recuperar su casa en tiempo y forma se une la posibilidad de que la casa tarde en volver a ser alquilada o a que el inquilino que venga detrás no se ajuste al perfil deseado”.

Print Friendly, PDF & Email