El Huesca vuelve a sonreír en casa con una victoria ante el Valladolid (3-2)

Los oscenses volvieron a vencer en casa y dieron una alegría a la afición. Foto: S.D.H.

Victoria por todo lo alto de la Sociedad Deportiva Huesca ante uno de los grandes equipos de Segunda División. En la jornada 19 se volvió por fin a ganar en El Alcoraz gracias a un partidazo de los azulgranas, que siempre fueron por delante en el marcador contra todo un Real Valladolid. Los goles de Gaich y Miquel en la primera parte, y Seoane en la segunda, dejaron sin valor los de Plata y Kike cuando los visitantes querían acercarse en el luminoso (3-2). El Huesca vuelve a mirar hacia arriba en la tabla con la ayuda de su público. Los de Xisco recogieron en forma de puntos el fruto del gran trabajo que vienen haciendo en las últimas semanas.

El encuentro empezó vibrante y con un Huesca intenso y protagonista ante uno de los mejores equipo de la categoría. Gaich abrió las hostilidades con una buena combinación entre Nwakali y él, pero la zaga vallisoletana estuvo atenta para despejar la jugada en el área cuando el argentino se disponía a chutar.

Las sensaciones eran buenas y pronto el marcador lo reflejaría pronto: en el minuto 12 Ratiu realizó una gran jugada individual por la derecha y centró raso para el propio Gaich, que se la quedó de espaldas a la zaga y se sacó un taconazo directo a gol. Un auténtico golazo. El punta se estrenaba por todo lo alto.

Poco después, un activo Nwakali de nuevo asistió con acierto para Seoane, que vio el espacio a la espalda de la zaga y a punto estuvo de firmar el segundo de la noche. Su chut, sin embargo, no fue acertado. Sin tiempo para lamentos, Ignasi Miquel cabeceó al fondo de las mallas un centro de Seoane, para finalizar de la mejor manera un córner en corto. Dos a cero.

El Real Valladolid intentó remar a contracorriente, y tuvo alguna oportunidad de acercarse en el marcador. La más clara fue en el minuto 34, cuando obligó a Andrés Fernández a hacer un doble paradón a Aguado y Weissman a bocajarro. El mismo Andrés había anulado poco antes el remate de Joaquín en un córner, inquietando a la zaga oscense. Plano, en remate acrobático, también probó suerte, pero el marcador no se movió. Tampoco lo hizo con las últimas llegadas altoaragonesas antes del descanso.

Segunda mitad

La reanudación comenzó con dos disparos de Nwakali, el segundo de ellos muy potente y cerca de la escuadra de Roberto. Salvador tuvo que marcharse del campo con molestias físicas, dejando paso a Mikel Rico.

El choque parecía controlado, pero cualquier detalle podía meter al Valladolid en el encuentro, y así fue: un resbalón de Sergio León acabó en las botas de Plano, cuyo chut lo repelió Andrés, pero el rechace lo aprovechó en el área pequeña Plata. Escriche entró por Gaich, en otro movimiento de Xisco desde el banquillo, en un momento en el que el partido entraba en su fase decisiva y más dramática.

Sin oportunidades de gol clarísimas, los de Pacheta sí inquietaban en muchos de sus acercamientos. Ratiu se marchó también con molestias por Buffarini. En el 79 llegó la sentencia local: Escriche recuperó de forma magnífica una pelota en el centro del campo y cedió para la carrera de Seoane, que a la contra se plantó en el área y definió bajo las piernas de Roberto. Los tres puntos no se escaparon, a pesar de que en el último suspiro Kike acercara distancias.

Print Friendly, PDF & Email