Opel plantea un nuevo ERTE en Figueruelas de 70 días para 2022

La Dirección y el Comité de Empresa han abierto este viernes el periodo de consultas

La Dirección de Opel ha trasladado este viernes al Comité de Empresa la intención de negociar un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para los primeros meses de 2022. Un ajuste que afectaría a todo el personal de la planta de Figueruelas, tanto de producción como administrativo, y que alcanzaría un total de 70 días, 20 más que los contemplados en el actual ERTE, vigente hasta el 31 de diciembre.

Esta necesidad de ampliar el ERTE continúa enmarcada en la crisis de abastecimiento de microchips, que todavía provoca limitaciones en toda la industria automovilística mundial. Figueruelas ya sufrió paros intermitentes durante meses, aunque la actividad se consiguió normalizar desde la suspensión del turno de noche en septiembre, incluso programando dos sábados durante el mes de diciembre.

Así, la Dirección y el Comité de Empresa han abierto este viernes el periodo de consultas, y los sindicatos deberán estudiar ahora toda la documentación para negociar las condiciones del ajuste. “Esperemos que, como ha pasado con anterioridad, se acerquen las posturas y haya un acuerdo con la mayoría del Comité”, ha señalado su presidente, Rubén Alonso.

Actualmente, la planta mantiene el ERTE que pactó en mayo, con un máximo de 50 días, que serían suficientes para acabar el año, y un complemento salarial del 80%. La multinacional tuvo que acogerse a esta medida tras agotar otras recogidas en el convenio colectivo, como la bolsa de horas, que permite recuperar un máximo de 25 jornadas cuando la producción recobre su ritmo habitual. No obstante, en septiembre tuvo que pactar la suspensión del turno de noche, que obligó a recolocar a unos 200 trabajadores en la planta de Villaverde (Madrid) y unos 450 en los turnos de día.

Print Friendly, PDF & Email