El Museo del Fuego incorpora a su plantilla a cuatro personas con diversidad funcional

Los cuatro empleados se incorporaron en plena Semana de la Prevención de Zaragoza, cuando el museo registró un alta afluencia de público | Foto: Miguel G. García

Cuatro personas con diversidad funcional se han incorporado a la plantilla del Museo del Fuego del Ayuntamiento de Zaragoza gracias a un convenio de colaboración firmado con Atades. Atender llamadas o gestionar la agenda de visitas serán parte de las funciones que cumplan en sus puestos de trabajo. Además, también se encargarán de la venta de entradas y de souvenirs, así como de facilitar el acceso de las personas con movilidad reducida y realizarán una de las funciones más relevantes en un museo: catalogar y revisar los objetos que llegan al mismo y que pueden formar parte de las exposiciones permanentes.

«Lo que esperamos es que esto no sea solo la primera vez, sino que se vaya aumentando y repitiendo continuamente para poder acoger a más personas con posibilidad de poder incorporarlos posteriormente a un puesto de trabajo», ha explicado el vicepresidente de Atades, Antonio Rodríguez.

Estos cuatro empleados, dos hombres y dos mujeres, se incorporaron en plena Semana de la Prevención de Zaragoza, cuando el museo registró un alta afluencia de público por la gran cantidad de actividades organizadas. Todos ellos han trabajado antes en otros empleos y tienen experiencia en atención al público y formación en distintas disciplinas, desde Historia de Arte, Administración y Finanzas, Teleasistencia o Bachillerato.

Los cuatros empleados han superado con éxito un proceso de selección en el que se ha evaluado a 17 candidatos en total. Trece de ellos pasaron a la última fase donde se valoró la trayectoria profesional y formativa, así como el nivel de competencias para la atención al público teniendo en cuenta la habilidad para resolver problemas, la recepción de información y la atención telefónica. Finalmente, los cuatro candidatos tuvieron que superar también una prueba para poner en práctica estas habilidades.

«Estos primeros días han sido un poco más complejos porque era la primera vez que estaba en un sitio de alto nivel. Sin embargo, estamos bastante ilusionados y con ganas de hacerlo bien», ha apuntado uno de los nuevos trabajadores.

Sin embargo, la colaboración de Atades con el área de Acción Social para el Servicio de Extinción y Prevención de Incendios no se limita sólo al Museo del Fuego, sino que está previsto que a finales de año se incorporen otras dos personas más al nuevo Centro de Emergencias del Parque.

«Es una apuesta clarísima que no solo se sustenta en este proyecto sino en otros que con Atades se vienen desarrollando. Hablamos de la escuela de jardinería desde la que se han creado puestos de trabajo o desde el Mercado Central. Desde luego que esto es una apuesta clara del Ayuntamiento de Zaragoza por seguir en esta línea», ha afirmado el concejal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén.

En concreto, esta actuación se enmarca en el convenio de colaboración suscrito por el Ayuntamiento de Zaragoza con Atades por un importe de 265.000 euros para impulsar la inclusión sociolaboral de personas con diversidad funcional. Para el Ayuntamiento de Zaragoza y la entidad Atades la lucha contra la exclusión y discriminación desde la formación y el empleo es una “prioridad”.

Print Friendly, PDF & Email