Opel recibirá por tercer año consecutivo una ayuda directa de cuatro millones de la DGA

Opel ya ha recibido un total de doce millones de euros en estos tres años

El Gobierno de Aragón ha concedido a Opel España una nueva subvención directa de cuatro millones de euros para desarrollar proyectos de protección medioambiental, investigación industrial y modernización tecnológica. La paralización de su actividad por la pandemia y la crisis de microchips ha lastrado los resultados de la multinacional, que ha perdido, tal y como se recoge en el BOA, más de 300 turnos de trabajo.

Este será el tercer año consecutivo en el que la compañía reciba una ayuda de estas características del Ejecutivo autonómico. La primera fue en 2019 y estaba destinada a la transformación de la planta zaragozana, donde PSA invirtió 250 millones de euros. A su vez, la Estrategia Aragonesa de Recuperación firmada en 2020 incluyó otra ayuda de cuatro millones de euros para proyectos de investigación y desarrollo, eficiencia energética y mejora medioambiental, así como promoción de energía procedente de fuentes renovables.

De esta forma, Opel ya ha recibido un total de doce millones de euros en estos tres años. En esta ocasión, las inversiones propuestas van dirigidas al fomento de la protección medioambiental, proyectos de desarrollo experimental e inversiones para fomentar la competitividad y la transformación y mejora de la planta ante los perjuicios económicos ocasionados como consecuencia de la Covid-19. “Resulta muy importante que desde el Gobierno de Aragón se estimule y apoye decididamente y con prontitud las inversiones que resultan apremiantes de acometer como medio para garantizar la viabilidad a corto y medio plazo de la actividad”, señala en texto del BOA.

Con esta subvención, Opel acometerá la ampliación de la nueva línea de montaje de baterías para el desarrollo de vehículos eléctricos, un nuevo proceso para la automatización de la aplicación del lacado en el interior del coche, o el diseño y desarrollo de nuevos procesos para la mejora de la eficiencia y disminución del impacto ambiental, así como la automatización y robotización de diferentes áreas de la planta.

Además, en esta ocasión, el decreto-ley no pone como requisito para la concesión de esta ayuda que la compañía mantenga los niveles de empleo en este año. Desde el Gobierno se tiene en cuenta “el efecto tractor” que supondrá la transformación de esta planta sobre otras empresas y entidades de la Comunidad, recordando que Opel da empleo directo a 5.400 personas, con una industria auxiliar de 213 empresas, formando un tejido de 24.000 trabajadores “de gran calidad y cualificación”.

Print Friendly, PDF & Email