La biotecnológica Operon trasladará su producción a Plaza y aumentará su plantilla un 20%

Operon fue fundada en 1973 y actualmente cuenta con 82 empleados, de los que el 85% son mujeres

La biotecnológica aragonesa Operon va a trasladar su producción desde Cuarte de Huerva a unas nuevas instalaciones en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza), donde ha adquirido una parcela de 17.800 metros cuadrados, multiplicando por cinco su actual superficie. La compañía, que inaugurará el nuevo centro en 2023, coincidiendo con su 50ª aniversario, quiere así disponer de más espacio para invertir en equipamiento que optimice la producción y amplíe sus líneas de negocio.

Esta ampliación supondrá un incremento de un 20% de la plantilla respecto a la actual, de 86 trabajadores, de las que un 85% son mujeres. Como explica el director gerente de Operon, Tomás Toribio, “nuestro objetivo es crear nuevos puestos de trabajo enfocados al perfil bioquímico, tanto investigadores como ayudantes de laboratorio, y personal de planta de producción. “Las nuevas instalaciones nos van a permitir seguir avanzando en proyectos de desarrollo de nuevos biosensores, así como en las tecnologías necesarias para este cometido. También incrementaremos la fabricación de nuevos test para puntos de asistencia al paciente o atención primaria (Point Of Care), una tendencia cada vez más asentada para optimizar la atención al paciente”, ha explicado.

Las obras de las nuevas instalaciones se acometerán en varias fases y en la primera de ellas está previsto erigir 9.000 metros cuadrados distribuidos en dos edificios, lo que duplicará la capacidad de espacio de las instalaciones actuales. El primer edificio contará con un garaje, salas de producción, comedores y vestuarios, oficinas y salas de reuniones y laboratorios distribuidos en varias plantas. El segundo edificio anexo estará destinado a las áreas de producción y almacenaje.

Como subraya Toribio, la biotecnología está en constante evolución. “En Operon tenemos potencial para evolucionar en nuestra oferta de test de diagnóstico, como los test rápidos de detección de antígenos y de RT-PCR para la detección molecular de la infección, derivados de la pandemia de la Covid-19. Estas nuevas instalaciones nos van a permitir avanzar en este objetivo, con los medios materiales adecuados y con unos espacios modernos, eficientes y sostenibles. Los test rápidos o test de flujo lateral tienen cada día más aplicaciones, tanto en el ámbito de salud humana como en el veterinario o en el sector de la alimentación”, ha señalado.

Presencia en más de 50 países

Operon, que fue fundada en 1973 y actualmente cuenta con 82 empleados, de las que un 85% son mujeres, ha sido una empresa pionera en España. En 1986 se convirtió en la primera compañía en iniciar la investigación y producción de anticuerpos monoclonales, y en los años 90 fue de nuevo pionera en el desarrollo, fabricación y venta de test de inmunocromatografía. Tras apostar por esta línea de trabajo, en 1992 lanzó al mercado Simple hCG: su primer test de inmunocromatografía, un test de embarazo.

Actualmente dispone de distribuidores con marca Operon en más de 50 países y la exportación supone alrededor del 90% de su facturación, que ascenderá aproximadamente a los nueve millones de euros en 2021. La innovación, la profesionalidad, la sostenibilidad y la mejora continua guían los esfuerzos de la empresa desde el inicio de su actividad. Su factor diferencial reside en que dispone de toda la cadena de valor sin salir de sus instalaciones: parte de la idea, trabaja las materias primas en sus fermentadores y biorreactores, y realiza el desarrollo y la fabricación del producto hasta alcanzar unos estándares que le permiten salir al mercado con las certificaciones requeridas.

Print Friendly, PDF & Email