Atades cumple un año apostando por la atención, formación e inclusión de personas con Autismo

Atades, en un proyecto cofinanciado al 50% por el Gobierno de Aragón a través de los fondos europeos, va a construir en el Centro Residencial de Sonsoles (Alagón) una nueva unidad para personas con TEA

Atades está impulsando programas de atención, formación e inclusión laboral para personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y Asperger. Y lo hace a través de la iniciativa a·Autismo dedicada al diagnóstico temprano, postemprano y el seguimiento de la enfermedad ofreciendo servicios de atención especializada en sus centros, y que cumple su primer aniversario este próximo mes de diciembre. “Es un proyecto que abarca todas las necesidades que tienen las personas con TEA a lo largo de su itinerario vital, es un proyecto con una visión integral sobre las necesidades que van teniendo estas personas a lo largo de su vida”, ha explicado el gerente de Atades, Félix Arrizabalaga.

El autismo, en palabras de Susana Álvarez, miembro de la Junta de Atades y madre de un usuario del programa, es un trastorno que “necesita una atención muy especializada, muy individualizada y eso no se estaba haciendo”. “Con este programa se trata a cada persona con su programa individualizado de actuación y con las necesidades que requiere cada uno. Y se hace cuando terminan el colegio a los 21 años”, ha expresado. El proyecto nació en diciembre de 2020 con su Unidad de Adultos y Centro de Recursos, pero se ha ampliado con el paso de este último año hasta ofrecer todos los recursos que se prestan actualmente en la asociación.

Arrizabalaga ha destacado el “esfuerzo” que se está haciendo en los “aspectos diagnósticos” para poder formar a personas que puedan localizar el trastorno en edades tempranas. Este otoño, el programa está realizando una media de dos diagnósticos semanales, lo que responde a “esa población cada vez más numerosa, y esos niños y niñas que necesitan diagnóstico”. En esta faceta, se trabaja desde el Espacio Atemtia, el Centro de Atención Primaria de Atades. Se valoran niños desde los doce meses hasta los 16 años con las pruebas ADOS-2 (Escala de Observación para el Diagnóstico del Autismo) y ADI-R, la Entrevista para el Diagnóstico del Autismo.

Un nuevo módulo residencial en Sonsoles

Junto a esa actividad de detección del trastorno, existen otros ejes en los que trabaja a·Autismo. Esos son unidades residenciales para personas adultas en las que se realizan intervenciones personalizadas y se adecuan programas específicos para personas con Autismo y trastornos de conducta más graves. Atades, en un proyecto cofinanciado al 50% por el Gobierno de Aragón a través de los fondos europeos, va a construir en el Centro Residencial de Sonsoles (Alagón) una nueva unidad para personas con TEA, con la edificación inminente de un modulo que está previsto que esté listo para otoño de 2022. Este edificio tendrá capacidad para ocho personas, pero la idea de la entidad es que el resto de los módulos que se levantarán -hasta cuatro- tengan capacidad para albergar un máximo de doce usuarios, según las capacidades de cada uno y sus dificultades o no para convivir. En cada piso que forma la estructura pueden residir dos personas y en total suman 500 metros cuadrados.

El proyecto incluye una primera fase de demolición de los edificios que se ubican actualmente en la parcela en la que se levantará la edificación, que llevan entre ocho y diez años cerrados, según ha apuntado Arrizabalaga. Y una segunda que será la construcción. La cuantía del proyecto asciende a 900.000 euros. Con los módulos han intentado que sean “confortables” y se de “continuidad a los hogares familiares”, para que las personas se sientan cómodas, ha explicado el gerente de Atades. El diseño de la nueva unidad residencial de Sonsoles ha sido ideado por Gonzalo Urbizu Arquitectura. Dichas unidades continuarán con el modelo “TEACCH” e integración sensorial ya implantado en la actualidad, añadiendo espacios de convivencia con una arquitectura adaptada al modelo de la atención centrada en la persona.

El itinerario de esa unidad residencial para casos graves se completa en otro ámbito con la creación de un módulo para la intervención específica para personas con TEA con moderadas o leves alteraciones de conducta en el Centro de Día “El Vergel”, gestionado por Atades. Actualmente, con este servicio de atención, se ha atendido a ocho personas y se ha conseguido reducir en un 75% las pautas de rescate (suministro de medicamentos) y en un 80% los brotes conductuales, ha añadido Félix Arrizabalaga. En paralelo, a·Autismo trabaja con el Servicio de Vida Autónoma e Inclusión de Atades (VAI) en la promoción de la participación de las personas con TEA en la propia gestión de sus cuidados garantizándoles una buena calidad de vida y su participación como ciudadanos de pleno derecho, con un equipo multidisciplinar de apoyo, y la idea de añadir dos pisos más a los siete ya existentes.

Fomentar la inserción laboral de estas personas

Entre los retos y objetivos para 2022, el gerente de Atades ha enumerado el de “sensibilizar para favorecer la inserción laboral de estas personas”. Este ámbito está específicamente orientado desde el Centro de Formación de la asociación y su Agencia de Colocación, en coordinación con a·Autismo, a la cualificación de usuarios y el respaldo en la búsqueda de empleo, por una parte, y a facilitar a las empresas la búsqueda de candidatos para cubrir su oferta de puestos de trabajo.

En este contexto, el Centro de Formación de Atades, con a·Autismo y en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, está llevando a cabo un Certificado de Profesionalidad de Operaciones de Grabación y Tratamiento de Datos y Documentos de 440 horas de duración en el que están participando once personas con TEA y con necesidades leves o moderada de apoyos. A esas personas se les acompaña “en itinerarios personalizados de inserción”, y por el momento, tres personas con Autismo han conseguido encontrar su sitio en diferentes compañías. “Esos esfuerzos no son suficientes y necesitamos sensibilizar y conseguir la implicación de las empresas aragonesas”, ha puntualizado Arrizabalaga. No obstante, “la predisposición que encontramos en las empresas es muy buena, es rara la empresa que no quiere reunirse con nosotros para intentar encontrar esas posibilidades”, ha reconocido.

En esta línea de inclusión, a·Autismo ha organizado este miércoles, en colaboración con la Confederación de Empresarios (CEOE) de Aragón, un encuentro con empresas para presentar el Plan de Inserción laboral de Personas con Trastorno del Espectro del Autismo en la Empresa ordinaria.

Falta investigación

De manera paralela, Atades trabaja en generar alianzas que mantengan el impulso a sus objetivos de cara a la atención al Autismo con iniciativas como la colaboración, plasmada en un convenio ya en marcha, con el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón) para impulsar la investigación en el campo del Trastorno del Espectro del Autismo. Una unión que nace como consecuencia de la “carencia de estudios sobre el TEA en la Comunidad”, ha destacado el gerente de la entidad.

Debido a esa falta de investigaciones científicas, “es difícil encontrar personas mayores de 40 años con Autismo”, ha apuntado Arrizabalaga, aludiendo a que los últimos datos disponibles en la Comunidad responden a un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza en el año 2019. Actualmente, el 1% de la población general nace con un Trastorno del Espectro del Autismo, lo que equivaldría a que en Aragón entre 75 y 80 niños nacen con TEA anualmente, ha indicado el gerente de Atades.

La asociación y el IIS Aragón trabajarán conjuntamente para desarrollar y diseñar actividades de investigación, innovación, formación y divulgación. Sobre este trastorno se organizarán encuentros, jornadas y congresos destinados al intercambio de información entre los especialistas en este ámbito, además de llevar a cabo acciones de sensibilización para visibilizar las reivindicaciones de las personas con TEA. El IIS Aragón canalizará estos proyectos a través de su programa “Neurociencia, salud mental y órganos de los sentidos”, coordinado por el doctor Antonio Lobo.

Print Friendly, PDF & Email