Las atenciones por problemas psicológicos crecen un 9% en Aragón como consecuencia de la Covid-19

Alrededor de 80 profesionales prestan servicio de rehabilitación psicosocial y atención domiciliaria en la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme)

Los efectos del coronavirus están muy latentes en la sociedad. Más allá de los síntomas propios de la enfermedad, o las secuelas físicas que pueden dejar, también se encuentran los problemas psicológicos, consecuencia del aislamiento en los domicilios. Debido a la Covid-19, se ha incrementado en la población un 9% la atención psicológica, especialmente en el área de infanto-juvenil, que ha aumentado un 18%, según ha informado la presidenta de la Federación Aragonesa de Salud Mental, Conchi López.

Alrededor de 80 profesionales prestan servicio de rehabilitación psicosocial y atención domiciliaria en la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme), detalla su gerente, Ana López. Además, otro grupo de cinco profesionales de la psicología atienden a menores con el teléfono del acoso escolar del Gobierno de Aragón y proporcionan servicios de atención. Son más de 1.200 personas con trastornos mentales graves los que se atienden en la asociación, que mantiene un centro de rehabilitación psicosocial en Zaragoza, y presta atención también en Teruel, Huesca, Calatayud y Monzón. En conjunto, “atenderemos a cerca de 2.000 pacientes psiquiátricos”, ha informado Ana López.

“La demanda que la Covid nos ha marcado es el incremento de patologías vinculadas al aislamiento, a la propia sintomatología que ha causado la enfermedad, y queremos ratificar el apoyo que las asociaciones de pacientes y familiares estamos prestando para la avalancha de lo que se va a llamar la epidemia del siglo XXI, que van a ser los trastornos adaptativos y la depresión”, ha expresado la gerente de Asapme. En esta línea, según detalla Conchi López, el coronavirus ha derivado, principalmente, en problemas de ansiedad, o la aparición del “miedo a juntarse con otras personas”. Para ello, “se les ayuda a través de los programas que hemos puesto en marcha, con apoyo psicológico, y atención individual”.

Aumentar la cifra de profesionales de la salud mental se antoja “difícil”, pero desde Asapme confían en que “las alianzas entre las asociaciones y el Gobierno de Aragón van a favorecer la optimización de los recursos”. “En la población infanto-juvenil nos estamos dando cuenta de que las secuelas que ha producido el aislamiento o falta de contacto con sus iguales en las escuelas, la incertidumbre que están viviendo en el entorno familiar o la vulnerabilidad de algunas familias, están apareciendo de forma más tardía, pero son más importante”, ha advertido Ana López.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha visitado las instalaciones de Asapme en Zaragoza, donde desarrollan labores de centro de día y centro ocupacional. Repollés ha destacado la labor que realizan, “con recursos muy necesarios para la rehabilitación de los pacientes de Salud Mental”. “Colaboramos con ellos desde hace años y esa colaboración va a continuar con más recursos porque es necesario incentivar los recursos para las enfermedades mentales”.

Plan de Salud Mental 2022-2025

El nuevo Plan de Salud Mental del Gobierno de Aragón va dando los últimos coletazos para su publicación. Tal y como avanzó Repollés durante la celebración del Día Mundial de la Salud Mental en Teruel en el mes de septiembre, incluía “los programas de primeros episodios para la detección y tratamiento precoz del trastorno mental grave y el seguimiento intensivo ambulatorio desde las Unidades de Salud Mental”. Una apuesta clara del Ejecutivo autonómico por cuidar de las personas que sufren trastornos mentales. Actualmente, este proyecto “está prácticamente terminado”, ha afirmado la consejera este lunes.

“Estamos en fase de revisión del Plan de Salud Mental que necesariamente tiene unas vertientes que tenemos que potenciar”, ha indicado Repollés. Estas son, sobre todo, la salud mental en el entorno infanto-juvenil y la especificidad en el tratamiento de las consecuencias psicológicas del Covid, ha añadido. “El nuevo está prácticamente terminado, es un borrador bastante definitivo e incluimos estas particularidades que la Covid-19 ha hecho que tengamos que abordar”, ha apuntado.

Print Friendly, PDF & Email