Eduardo Romero / Empresario

Hablamos poco de fútbol zaragocista y mucho de la nueva Romareda

Eduardo Romero

El partido de la jornada 18 de La Liga Smartbank, ante los semi “cachorros” de la S.D. Amorebieta, ya que es un club convenido de Ibaigane y ante la imposibilidad de jugar en su campo de Urritxe, juega en Lezama por esa colaboración y vinculación con el Athletic Club.

El partido para olvidar. Seguimos siendo incapaces de superar a cualquier equipo, aunque sea recién ascendido, jugando más de 30´ en superioridad numérica y que esté en zona de descenso. No hemos sabido pasar del empate (1-1) ante un equipo vasco que es de los peores locales, siendo el tercer equipo que más goles encaja. Su fútbol es el típico de los equipos del norte, directo y buen juego aéreo y creándonos ocasiones de peligro por falta de concentración y con los errores habituales. Daba la sensación que los que jugábamos con 10 era nuestro equipo.

El Zaragoza que fracasa y es equipo de descenso en La Romareda; sin embargo, es equipo de promoción de ascenso como visitante, siendo el tercer mejor visitante. No ha perdido fuera de casa desde la segunda jornada, el 20 de agosto ante el Valladolid, pero esto solo nos dará para mantenernos y evitar el descenso.

Poco más da para hablar el partido, ahora la noticia y el “foco” está más en el continente que en el contenido.

En su visita a Zaragoza con motivo de la celebración del centenario de la Federación Aragonesa de Fútbol, el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, afirmó, “Zaragoza respira fútbol y se nota nada más llegar aquí», contó la opinión de la Federación: «Nuestro compromiso es total para que se vuelva a jugar aquí. Falta que se tramite una petición formal, pero tienen ya nuestro visto bueno».

Eso sí, todo depende de la remodelación de La Romareda. Azcón sabe lo que deben hacer: «Tenemos que estudiar las obras y vamos a trabajar para que la Selección Española vuelva en 2022, hace ya mucho que no viene. Enviaremos la petición desde la Federación Aragonesa de Fútbol». Lo que se haría ahora en La Romareda es lo mínimo para que podamos llevar a la Selección en 2022”, dijo el alcalde.

Y también se habló de la posibilidad de un Mundial en España en 2030: «Si se celebra aquí en la península, sería inconcebible que la quinta ciudad de España, Zaragoza, no fuera sede. Esta ciudad se lo merece y aportaría un gran beneficio económico». Para lograrlo las obras deberían ser más importantes. Así lo explicó Rubiales: «La UEFA pide unas condiciones para una competición oficial. Para el Mundial “tendrá que tener como mínimo 45.000 espectadores y acceso por túneles”. Esta sería una exigencia necesaria para que Zaragoza pudiera acoger partidos de primer nivel y se convierta en sede del mundial de fútbol que España y Portugal quieren organizar en 2030, y los Juegos Olímpicos de Invierno.

Vuelve el sueño dorado de los dirigentes zaragocistas, todos hemos podido comprobar cómo estos directivos, desde su entrada en el Club, su objetivo principal eran sus propios intereses comerciales. En el oscuro proceso de compraventa hemos podido ver a todos los miembros del Consejo de Administración con la única intención de ganar dinero con esa supuesta operación. Y digo “supuesta”, por no decir interesada mediáticamente en búsqueda de otros intereses espurios, o quizás ¿inexistente? Si Alfonso Solans «padre» levantara la cabeza…

Parece que esta vez sí, después de varios intentos, el de 2008 fue el último intento serio de construir un nuevo campo y la idea era llevarlo a los terrenos que hay frente a la “Quinta Julieta”, Casa de Espiritualidad de Jesuitas y al colegio de Santa Ana, al otro lado de la ronda Hispanidad. Con el consenso municipal para la remodelación o construcción de una nueva Romareda, lo más lógico es que sea esta última opción, en los próximos días lo conoceremos. Un nuevo escenario se abre para los dueños del Club. Ahora la Fundación está expectante, pues ese era su principal motivo para entrar en el Zaragoza y poder dar un “pelotazo urbanístico” que hubiera cambiado toda la gestión.

Aunque a los Yarza no les guste esta opción, pues quieren que se remodele el viejo campo, ya que firmaron con el Ayuntamiento hacer la remodelación con dinero público que devolverían a plazos con la explotación durante 75 años. Proyecto este que descarta totalmente César Alierta.

En breves días o semanas veremos qué pasa, si el interés se centra en nuestro equipo o si todo se focaliza en la nueva Romareda. Eso sí, con el equipo en segunda, dilapidando la joven cantera zaragocista y vendiendo su gran gestión económica salvadora del equipo.

Print Friendly, PDF & Email