DGA y Zaragoza retoman este lunes la bilateral por primera vez desde la pandemia

Azcón y Lambán mantendrán la reunión a las 10.00 horas

Un total de 635 días han transcurrido desde la última Comisión Bilateral entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza. Un año y ocho meses después, pandemia incluida, el alcalde Jorge Azcón y el presidente Javier Lambán se reúnen este lunes con varios frentes abiertos, como la construcción de viviendas en los “cacahuetes” de la Expo, la nueva Romareda o la última fricción por la organización de una jornada informativa sobre los Juegos Olímpicos sin contar con el Consistorio.

En concreto, el encuentro servirá para que ambas instituciones firmen el convenio pactado en la anterior reunión, donde el Gobierno de Aragón se comprometió a mejorar la financiación al Ayuntamiento de Zaragoza. “Al Ayuntamiento de Zaragoza le hubiera gustado recibir más dinero y al Gobierno de Aragón le hubiera gustado darnos menos, pero como mejoramos la situación de financiación de la que partíamos, pues eso es lo que significa un acuerdo: ceder por parte de todos”, resaltaba esta semana Azcón.

Sin embargo, la cita llega en un clima más frío entre ambas instituciones, especialmente tras el último Debate sobre el Estado de la Comunidad. Allí, Lambán anunció su intención de aprovechar los “cacahuetes” de la Expo para poner 500 viviendas a disposición de los jóvenes. Nada más realizar el anuncio, Azcón, desde el mismo pasillo de las Cortes, ya resaltó que ese proyecto “no es legalmente posible”, aludiendo al riesgo de inundación de la zona, pero el líder del Ejecutivo autonómico ha dejado claro en cada declaración pública su intención de llevarlo a cabo. “Lo vamos a hacer”, aseveraba, mostrándose “francamente sorprendido” del rechazo inicial del Ayuntamiento.

La Romareda será otro de los temas candentes que sobrevolarán la mesa de diálogo. En este asunto, ambas partes quieren ir de la mano, definiéndolo incluso como un “proyecto de Estado” para la Comunidad, pero la financiación sigue siendo una incógnita. Ambos se reunieron el pasado jueves con el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, exponiendo un punto de vista muy similar. “Si no hacemos campo de fútbol, Zaragoza se quedará fuera de ese Mundial de España y Portugal y eso no nos lo podemos permitir”, valoraba Azcón. “Sería un fracaso colectivo imperdonable para los aragoneses que Zaragoza no sea una de las sedes de ese Mundial. La ciudad necesita un estadio en condiciones y, si no, no será sede del Mundial y eso sería absolutamente imperdonable”, añadía Lambán.

Un nuevo estadio que pone el foco en el año 2030, con las candidaturas para organizar el Mundial de fútbol y los JJOO de invierno. En estos, Ayuntamiento y DGA también parecían ir de la mano, pero la visita del viernes del presidente del COE, Alejandro Blanco, no sentó bien al Consistorio, que cuestionó que se avisara al Ayuntamiento con menos de 24 horas de antelación a sabiendas de que ese día se celebraba un pleno ordinario. El propio Lambán pidió disculpas públicamente por un “inexplicable fallo informático” que impidió avisar con mayor antelación.

Más allá del debate sobre la nueva Romareda o los “cacahuetes” de la Expo, las relaciones entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón han vivido este jueves una nueva controversia. La concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha asegurado que el Gobierno autonómico les habría dejado fuera del reparto de fondos europeos para proyectos de movilidad urbana sostenible en núcleos de más de 50.000 habitantes. “Se ha excluido directamente a Zaragoza. Si es un fondo que se reparte con criterios poblacionales y a Aragón le corresponden 28 millones de euros, a la ciudad de Zaragoza le corresponden más de 14 millones de euros. Lo que exigimos es que haya un reparto justo para que los 680.000 vecinos de Zaragoza puedan recibir la parte que les corresponde”, ha reclamado Chueca.

Así, Lambán y Azcón se volverán a sentar frente a frente con varios temas abiertos, con voluntad de alcanzar acuerdos, pero cada institución con sus cartas sobre la mesa. Quién sabe si, dentro de unos meses, ambos serán rivales en unas elecciones a la Presidencia de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email