Álvaro Sanz continuará como coordinador general de IU Aragón durante los próximos cuatro años

Sanz ha revalidado su actual cargo para los próximos cuatro años con el apoyo unánime de los miembros electos que componen la Coordinadora

Álvaro Sanz ha sido reelegido coordinador general de IU este sábado en la XIII Asamblea de la formación, donde también ha comenzado la renovación de la Coordinadora, máximo órgano de dirección entre asambleas, con la elección del 56% de su composición. Se ha presentado una lista única y ha contado con el 98,8% de los votos (83 votos a favor y una abstención).

El diputado parlamentario en las Cortes de Aragón ha revalidado su actual cargo para los próximos cuatro años con el apoyo unánime de los miembros electos que componen la Coordinadora (Sanz incluido), un órgano que completará su composición con los representantes elegidos por las asambleas interprovinciales y por las organizaciones que también forman parte de IU. De esta Coordinadora, compuesta por 46 miembros, saldrá elegida la comisión colegiada, el órgano ejecutivo del partido.

Sanz, que lidera la organización desde 2017, ha agradecido a sus compañeros que le hayan permitido el honor de volver a ocupar la Coordinación durante los próximos cuatro “apasionantes” años. Así, ha reiterado el compromiso de la formación con los retos que tiene que afrontar la política aragonesa, que van mucho más allá de lo institucional, y ha señalado como síntesis de la Asamblea “la unidad en torno a la diversidad para la transformación hacia ese Aragón que queremos todos”. “IU quiere ser la referencia de ese cambio necesario”, ha manifestado, antes de aseverar que, “al igual que IU practica la unidad para su trabajo interno, se va a dejar la piel para lograr un frente amplio que supere el ámbito institucional, que lidere la transformación social de Aragón porque quizá nos estamos jugando los diez o incluso los 40 próximos años”.

La XIII Asamblea ha contado también con la presencia del responsable federal de Estrategia Política, Ángel de la Cruz, quien ha destacado la capacidad de Sanz para “coordinar y mantener la cohesión” de la federación aragonesa y ha reconocido su trabajo durante los últimos años. Para de la Cruz, “la unidad y el consenso de esta Asamblea no es por casualidad, sino que responde a un trabajo de muchos años y de voluntad acuerdo”. En su opinión, para que IU sea una herramienta útil, «necesitamos unidad, desde el reconocimiento de la diversidad para luego poder construir juntos con más compañeros una izquierda transformadora”.

Bajo el lema «Consciencia, Compromiso y Acción», la XIII Asamblea ha sido un ejemplo de unidad y abrazo a la diversidad. Se ha aprobado por unanimidad el informe de gestión y los estatutos de la formación política en Aragón y el Documento Político y Organizativo con el 98,8% de los apoyos. También las resoluciones políticas para apoyar familias monomarentales y monoparentales, implementar la Memoria Histórica, contra el abuso de las eléctricas, mejorar el sistema sanitario en el medio rural turolense o ampliar red cercanías pública en Zaragoza provincia. Asimismo, la defensa del ferrocarril como eje vertebrador del territorio, la defensa de recursos endógenos beneficiando el desarrollo sostenible del territorio, la defensa de la Atención Primaria y de la población mundial o de derecho a la vivienda para la clase trabajadora. Se ha mostrado solidaridad con Cuba y con activistas condenados y se ha insistido en la idea de un mundo rural vivo y sostenible, además de proteger la educación.

Llamamiento político de la XIII Asamblea 

La celebración de la Asamblea ha culminado con un llamamiento político que recoge las conclusiones de la misma. Un llamamiento para «organizar la alternativa anticapitalista, feminista y ecologista en el que reconocemos la importancia de su militancia, una militancia con conciencia de clase, comprometida con la conciencia social y siempre dispuesta a la acción».

Tras la Asamblea, desde IU reiteran su firme compromiso «por combatir y derrotar a la ultraderecha que ya no disimula su misoginia, su racismo y su homofobia». También recuerdan que desde sus orígenes han defendido y promovido la unidad popular, la confluencia política y social «como paso imprescindible para obtener las fuerzas suficientes que permitan ser una alternativa real». «Una unidad que defendemos desde la democracia, el respeto y el reconocimiento de las partes que la componen. Una unidad que debe construirse en torno a un programa de transformación real, anticapiltalista, feminista y ecologista», sostienen.

Por todas estas razones, IU hace un llamamiento a las organizaciones políticas y sociales y a todas las personas que comparten esa visión para encontrarse lo antes posible con el objetivo de hablar, debatir, compartir visiones y organizar la alternativa.

Discrepancias con el Gobierno de Aragón 

En otros términos, y en declaraciones a ARAGÓN PRESS, Sanz ha reconocido que “es evidente que hay discrepancias profundas con el Gobierno de Aragón”. Para el recién reelegido coordinador general, el hecho de firmar tres puntos en el último acuerdo de investidura con Javier Lambán pretendía poner de manifiesto que diferentes cuestiones “no se están haciendo bien”. Y se ha referido también al punto incorporado por su formación a la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica relacionado con el impulso a la economía social. Un tema por el que Sanz preguntó en la sesión plenaria de este viernes al presidente de la DGA, que contestó manifestando que “no hace falta hacer más porque lo que se está realizando es suficiente”.

“No vale con lo que están haciendo. No basta con querer volver al 2020 como horizonte. Ese es el status quo al que nos quiere llevar el Gobierno aragonés en cuestiones tan básicas como el cambio de modelo productivo. Nosotros no firmamos acuerdos para que no se cumplan”, ha criticado Sanz.

Y es que, según el portavoz y coordinador autonómico de IU, la economía social requiere de una planificación estratégica para su impulso en cuestiones “tan básicas” como la contratación pública, la política de vivienda o el incentivo para la construcción y el desarrollo del sector productivo. “Va a seguir habiendo diferencias si la DGA no hace autocrítica y continúa instalada en que la situación sea volver al paradigma productivo de antes de la Covid”, ha expresado, antes de recordar al Ejecutivo autonómico que debe aplicar y utilizar “correctamente” los fondos europeos.

Print Friendly, PDF & Email