El pez fraile consigue aclimatarse y reproducirse en Zaragoza

Esta especie está en peligro de extinción

El proyecto de conservación de poblaciones de blenio o pez fraile (Salaria fluviatilis), catalogado en peligro de extinción en Aragón y de apenas 10 o 15 centímetros, comenzó en el año 2019 con la translocación de ejemplares a varias balsas de la ciudad de Zaragoza. Actualmente, en Aragón, las poblaciones del blenio en su medio natural se han visto peligrosamente mermadas, principalmente por la competencia y depredación debido a la presencia cada vez más extendida de especies exóticas invasoras en nuestros ríos, a la alteración de su hábitat y, en menor medida, a la contaminación de las aguas, ya que este pez es capaz de soportar cierto grado de contaminación y salinidad en sus hábitats.

El objetivo era tener una población de blenio autosuficiente a la vez que se pudiera monitorizar y manejar fácilmente por los técnicos del Gobierno de Aragón en el ámbito de las actuaciones del Plan de Recuperación de Margaritifera auricularia, ya que este pequeño pez es de las pocas especies que sirven como hospedador de las larvas de esta almeja gigante del río Ebro. Cabe recordar, que la Margaritifera auricularia es una especie en situación crítica, cuyas últimas poblaciones en nuestro país se encuentran en Aragón.

En noviembre de 2019, fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Zaragoza y Gobierno de Aragón, se liberaron 80 ejemplares de pez fraile en la balsa del Parque Goya II. Durante 2020, se monitorizó su población para verificar su aclimatación y posible reproducción, obteniendo resultados muy esperanzadores, ya que se consiguió confirmar ambas cuestiones.

Debido a las labores rutinarias de mantenimiento y limpieza que el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza debe realizar periódicamente en las balsas de los parques de Zaragoza, incluida la del Parque Goya II donde se encuentran los blenios liberados, el pasado 5 noviembre se procedió al rescate de todos los ejemplares, que deben ser retirados de esta balsa mientras perduren las labores de limpieza, para ser devueltos de nuevo a ella cuando finalicen.

En esta operación, se consiguieron rescatar 525 ejemplares de blenio, que fueron trasladados Acuario de Zaragoza, donde actualmente se encuentran en perfecto estado y son alimentados diariamente con pequeños crustáceos y larvas de mosquito.

El Acuario de Zaragoza tiene un convenio de colaboración con el Gobierno de Aragón desde el año 2013, fruto del cual se pueden desarrollar este tipo de acciones en defensa de la naturaleza. Otras actuaciones similares llevadas a cabo durante este año han sido la cría de rana pirenaica (Rana pyrenaica), o la del galápago europeo (Emys orbicularis) en las instalaciones del Acuario, entre otras.

Conservar y restaurar la biodiversidad es un compromiso de las administraciones, es por esto, que la colaboración entre instituciones resulta una herramienta tremendamente eficaz para desarrollar diferentes proyectos de conservación, que en el caso de las áreas urbanas ayuda a que los ciudadanos puedan sentirse partícipes de estos proyectos.

Print Friendly, PDF & Email