Una niña declara que sufrió tocamientos de su tío: «Lo hacía como jugando, pero con eso no se juega»

La Fiscalía, que al comienzo del juicio pedía seis años, ha decidido bajar la petición de pena a cinco

Una adolescente ha denunciado esta mañana en la Audiencia de Zaragoza haber sufrido abusos sexuales de su tío en numerosas ocasiones hasta que la psicóloga de la menor descubrió lo ocurrido y quiso ponerlo en conocimiento de los padres. La menor ha explicado que lo ocurrido en casa con su tío “lo hacía como que estaba jugando”, pero que a ella no se lo parecía. “Con eso no se juega”, ha detallado. La menor ha afirmado que en varios episodios su tío “se le acercaba y le tocaba las piernas”, pero que ella nunca le dejó que llegara a la parte genital. También ha explicado que en otra ocasión le tocó las nalgas y el pecho. “No tocas el culo o los pechos porque sí”, ha añadido.

La presunta víctima ha relatado que su tío publicaba estados de Whatsapp (una imagen que ven todos tus contactos de la aplicación y desaparece en 24 horas) que, según ella, iban dirigidos expresamente a ella. Los estados eran fotografías con textos como “Hoy te vi y estabas hermosa” o “Gente guay tú eres como una de ellas”. Sin embargo, el acusado ha afirmado que una vez se le coló otro tipo de fotografía en la que aparecía una mujer haciendo una felación.

El acusado ha negado que fueran dirigidas a su sobrina y que tampoco sabía ni que la tenía guardada en contactos y que pudiera verlos. Sobre la foto de la felación, el varón ha afirmado que “sin darse cuenta la publicó”.

La madre ha acudido también a declarar y ha afirmado que nunca vio cómo su cuñado hacía ademán de hacer nada a su hija. Sin embargo, sí que defiende que un día su hija cambió. “Se empezó a pintar y a vestirse de negro. Pero yo pensaba que era la adolescencia”, ha continuado. También que la niña dejase de querer de ir a comer a casa de su hermana y su cuñado.

La Fiscalía, que al comienzo del juicio pedía seis años, ha decidido bajar la petición de pena a cinco. Aun así, si se confirma su culpabilidad, el varón tendrá una prohibición de acercarse a su sobrina y deberá abonarle 1.000 euros de indemnización.

Print Friendly, PDF & Email