Fracasa la propuesta de Podemos de crear una Comisión especial para la nueva Romareda

La moción ha contado con once votos a favor y catorce en contra, por dos abstenciones de Zaragoza En Común

El pleno ordinario de Zaragoza ha votado en contra de que el nuevo estadio de fútbol de la ciudad se debatiese en una comisión plenaria especial, algo que pretendía el grupo municipal de Podemos. En ella optaban por tratar asuntos como la titularidad, la fórmula de gestión, la ubicación, las características y usos, los costes y el modelo de financiación, el planeamiento urbanístico y un horizonte temporal de puesta en funcionamiento, pero tan solo ha contado con el apoyo del PSOE. En total, once votos a favor y catorce en contra, por dos abstenciones de Zaragoza En Común.

“Desde Valdespartera o las Fuentes no se va andando a La Romareda. Para evitar estos conflictos, proponemos emular aquel proceso que vivimos por el fútbol de Zaragoza”, ha indicado el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, quien ha afirmado que cualquiera sería un “ingenuo” si piensa que “no va a haber debate sobre la construcción de pisos de lujo para financiar el estadio”. “Todo eso tiene que ser debatido públicamente, en la creación de una comisión especial. Si queremos transparencia y debate creemos que esta es la fórmula, otra cosa es que haya un pacto previo y no se nos haya contado”, ha dicho.

Uno de los partidos que ha votado en contra de la moción ha sido Vox. Su portavoz, Julio Calvo, ha preferido ralentizar el proyecto y esperar primero a conocer la fortaleza económica de la ciudad. “Aquí entran muchos asuntos en juego. La economía lo condiciona todo. No sabemos si vamos a disponer de recursos económicos, y emplazo al alcalde a que nos informe de esa economía, y después de conocer esos fondos podremos empezar a debatir otras cuestiones. Tenemos que saber de qué recursos disponemos, y hasta que no lo conozcamos, me parece ocioso debatir sobre el nuevo estadio”, ha asegurado Calvo. Poniendo como ejemplos San Mamés, “que nos gusta a todos”, y el nuevo Mestalla, “que nos debería llamar a la prudencia”.

Calvo también ha señalado que el consenso no cree ser la fórmula adecuada para llegar a acuerdos, porque ya se ha visto en otros debates, sino que “el éxito de ese acuerdo por el futuro de la ciudad era que los acuerdos eran exitosos, los correctos”. “No hubo consenso porque el PSOE estaba pactando con Bildu en otro foco. Tampoco lo firmó ZeC, por tanto, no hubo mucho consenso, pero es que los acuerdos no fueron los mejores. Mantener las ayudas de cooperación al desarrollo, que nada tenían que ver con la recuperación de Zaragoza, mantener las ayudas a las entidades sociales. No fue una fórmula de éxito”, ha recalcado.

Rivarés la ha recriminado en este sentido que Vox se perdió el final de ese acuerdo por el futuro de la ciudad porque no lo “vivió”. “No hubo consenso porque se marcharon, por una orden impuesta desde Madrid. Y dígame otro modelo más transparente o democrático para que la ciudad participe en esta discusión. ¿O acaso quieren una decisión unilateral del Gobierno? Eso nunca sería debate de ciudad. Todo el mundo tiene que dejar sus principios básicos atrás, todos tienen que ceder en algo, porque, aunque el resultado no sea el ideal para todos, es algo que hemos construido entre todos”, ha recalcado el portavoz de Podemos.

Debate «envenenado»

Por su parte, ZeC, que se ha abstenido en la votación, ha calificado el debate del nuevo estadio de estar “envenenado”. Ha criticado al Real Zaragoza porque “no hizo nada porque la degradación no fuera a más, más y más”. “No se implicó en nada. Además, cuando hubo que firmar el convenio, no firmaron. Pasaron olímpicamente. Querían 800.000 euros por la cara, y con estos mimbres es complicado hacer un cesto”, ha criticado su portavoz, Pedro Santisteve. El propio Santisteve, asimismo, ha criticado a Jorge Azcón por querer “regalar a una sociedad el estadio, y aun encima recalificar suelo para que se especulara con viviendas de lujo”. “No nos va a encontrar regalando patrimonio público como es el estadio. Usted no está por la defensa del patrimonio público, o antes debería preguntar si es preferencia la Romareda o las reformas en los barrios”, ha enfatizado.

Si bien, Santisteve ha dejado caer lo que sería la preferencia de su formación para el nuevo estadio. “Un proyecto en su sitio y lo más barato, con unos 40-50 millones de euros sería suficiente, pero el ayuntamiento no está capacitado. Hay que defender la titularidad pública y no jugar a especular a costa de él”.

Por parte socialista, Lola Ranera, ha confirmado que ahora le llega a los políticos “la pelota al pie y hay que saberse poner delante de la portería”. El nuevo estadio de fútbol supone “una gran oportunidad” para la ciudad, y sería “imperdonable” que no “aprovechemos ese momento con el Mundial 2030 y los JJOO de invierno, y sabemos que para ser sede es necesario ser categoría 1, y tener 40.000 asientos. Por lo tanto, tenemos que pensar en un campo de futbol con esa capacidad”, ha expuesto.

“Por supuesto que esta decisión es política, cómo lo hacemos, cómo lo pagamos, si hay que sacrificar los presupuestos, y lo debemos decidir aquí. Porque además es el momento de pensar en grande, de pensar en grandeza, de ser ambiciosos. Somos la quinta ciudad de España y nos lo merecemos”, ha destacado Ranera, quien aseguraba al mismo tiempo que en ese famoso “folio en blanco” la “línea roja” de su partido tenía que quedar “clara”. “Folio en blanco, explicable, de interés general, transparencia, sin apriorismo y que cuente con la complicidad de la DGA y que se incorpore el club. Es tarea de todos”, ha detallado.

En el pleno también ha podido intervenir Chuaquín Bernal, de CHA, quien ha vuelto a incidir en la idea que defendió hace unos días su partido, que es la de mantener el estadio en el emplazamiento actual porque es “eficiente y sostenible”, así como “es obligado consultar a los vecinos y la opinión de los zaragozanos no puede quedar fuera”.

Serrano desvelará la próxima semana cuánto costaría el proyecto de San José

El portavoz de Ciudadanos, Víctor Serrano, ha definido la moción como “extemporánea” porque llega en un “momento desafortunado”. Serrano ha recalcado que se está en estos momentos “en fase discreta de elaborar los informes técnicos que hagan que el día de mañana podamos tener criterios fiables”, y ha avanzado que la próxima semana presentará unos informes técnicos con el coste real de los proyectos que se han planteado años anteriores, como el de la prolongación de Tenor Fleta en San José. En referencia a las palabras de Santisteve, “con 50 millones no hacemos nada, hablamos de mucho más dinero, y tiene razón, este ayuntamiento no tiene capacidad para acometer la inversión”, ha confirmado Serrano.

“Es importante que hablemos de manera discreta, la discreción no es ocultación, es una forma rápida de llegar al consenso. Es importante trabajar con otras instituciones, con el club, con toda la ciudad, pero sí, todos, todos, hablamos de folio en blanco”, ha repetido, teniendo la “obligación de ser prudentes, humildes”. “El campo ha de seguir siendo municipal, pero no lo puede hacer solo este ayuntamiento. Estaríamos engañando a la ciudadanía. Es vital e importante la instalación de equipamiento en la ciudad, pero prudencia, vamos a seguir trabajando de manera callada”, ha apostado el portavoz de Ciudadanos.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha defendido sus palabras en el Debate de la Ciudad que decían que “debía hacerse con consenso”. Es, a juicio de Azcón, la “vía idónea”. Una decisión, la del nuevo estadio, que “será política, pero tiene que tener apreciaciones técnicas”. El popular ha asegurado que su “idea” no es “negociar con terceros”, sino que es la de “trabajar con el Gobierno de Aragón conjuntamente”. “Si planteamos una negociación de bandos distintos, no estaremos buscando el consenso”, ha insinuado.

Azcón ha opinado que las cuestiones relacionadas con el nuevo complejo (dónde ubicarlo, cuánto vale y entre cuántos se va a financiar) forman “un triángulo equilátero”. Se trata de un debate que “tiene que tener equilibrio, y si se mueve un ángulo, va a mover a los demás”, ha añadido el primer edil zaragozano. Asimismo, ha desvelado la conversación que tuvo este jueves con el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, en la que se comentó que España tenía muchas posibilidades de albergar el Mundial de 2030, que “tendría 15 sedes y Zaragoza tendría que ser una de ellas”, pero como mínimo, el nuevo recinto debería contar con 45.000 espectadores.

Print Friendly, PDF & Email