El PP persiste en mantener la Unidad de Hospitalización Domiciliaria de Alcañiz

La portavoz del PP en materia sanitaria, Ana Marín, ha interpelado a la consejera de Sanidad // Foto: Cortes de Aragón

“No ha sabido aclarar la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón los motivos que llevaron a su departamento a anunciar a finales de octubre a los profesionales sanitarios del Hospital de Alcañiz la supresión de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria y, en menos de 24 horas, a rectificar”. Así lo ha manifestado la portavoz del PP en materia sanitaria, Ana Marín, durante la sesión plenaria de este viernes. “De los once internistas en plantilla en el Hospital de Alcañiz, en la actualidad solo hay seis y medio, seis a jornada completa y un internista a media jornada, y no llegan a todo”, ha lamentado.

No es la primera ocasión que la “deficiente” planificación del personal sanitario por parte del Salud provoca un “empeoramiento” en la calidad de la prestación a los ciudadanos de este servicio público básico. La falta crónica de especialistas en determinados centros hospitalarios, el cierre o la reducción de horarios en varios consultorios médicos locales o la saturación en algunas áreas asistenciales como la Atención Primaria “constituyen quiebras que, tras seis de gestión, el Gobierno autonómico presidido por el PSOE ha sido incapaz de solventar”.

El intento de “paralizar” la Unidad de Hospitalización a Domicilio del hospital alcañizano, según el PP, recibió desde el principio el rechazo de los profesionales sanitarios, de los usuarios de este servicio, de los vecinos y del Ayuntamiento. “El propio Consistorio, liderado por el socialista Ignacio Urquizu, tuvo que dictar una declaración institucional, defendiendo el servicio de hospitalización domiciliaria y pidiendo al Gobierno de Aragón, a sus propios compañeros, que mantuviera este servicio y a que se le dotara de medios materiales y personales suficientes para evitar posibles alteraciones en la prestación del mismo”, ha trasladado Marín a la responsable autonómica en Sanidad, Sira Repollés.

La popular ha aprovechado para reivindicar tanto el trabajo de enfermeras y médicos del centro hospitalario bajoaragonés como su derecho a expresar el rechazo al recorte de este servicio. En este sentido, ha criticado a la titular del Departamento de Sanidad y a la gerente de los sectores sanitarios de Teruel y Alcañiz por calificar de “alarmistas” a estos profesionales o atribuirles afirmaciones falsas. “El problema es que usted tampoco escucha a los habitantes del Bajo Aragón Histórico. El problema es que no escucha a los habitantes de Aragón” ha señalado Marín.

Un servicio que funciona 

En el año 2015, el Hospital de Alcañiz fue pionero, junto con otro hospital de Zaragoza, en poner en marcha la hospitalización domiciliaria, lo que permitió tratar a los pacientes en sus hogares y acortar su estancia en centros hospitalarios. “Se beneficia al enfermo, aportando calidad de vida, humanidad e incluso beneficios a nivel psicológico”, ha explicado. Una fórmula asistencial especialmente indicada para territorios con alta dispersión territorial “y con una gran dispersión entre sus municipios”. “Es el lugar ideal para prestar esa atención domiciliaria porque quienes conocemos el medio rural sabemos que se trata de personas, normalmente con una elevada edad, que viven en pequeñas localidades, que necesitan de algún vecino que les traslade hasta Alcañiz”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email